10 razones para cocinar con Aceite de Oliva Virgen Extra (2ª parte)

0
10

10 razones para cocinar con aceite de oliva virgen extra

6.- El ácido oleico, principal componente del aceite de oliva, no solo bloquea la acción del oncogen (gen causante del cáncer de mama en el 30% de los pacientes) llamado HER-2/neu, muy agresivo, sino que mejora la eficacia del fármaco Herceptin, que actúa precisamente frente al HER-2/neu. Las investigaciones se han publicado en la revista Annals of Oncology, confirmando que una acción dietética basada en niveles altos de ácido oleico podría ser alternativa interesante al tratamiento de este tumor con pronóstico difícil.

7.- Un estudio realizado en la Universidad de Filadelfia  y publicado en la revista Nature citaba que el aceite de oliva virgen extra, uno de los pilares para una alimentación sana y equilibrada, contiene oleocanthal responsable del regusto amargo que deja en la garganta, y parece inhibir la ciclooxigenasa de tipos 1 y 2  unos enzimas esenciales para explicar los procesos inflamatorios y dolorosos. De hecho, el mecanismo de acción de los  antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno, se basa precisamente en la inhibición de estos dos compuestos.

8.- La Food and Drug Administration (FDA en sus siglas en inglés), agencia norteamericana encargada de autorizar y regular los fármacos y los alimentos, decidió  que a partir de noviembre  de 2004, las botellas de aceite de oliva virgen y los productos que lo contengan, podrán incluir una etiqueta alusiva a sus propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular. De esta forma el ciudadano estadounidense que en el futuro compra uno de esos alimentos se entera de que ingerir 23 gramos (dos cucharadas soperas) de aceite de oliva al día le puede mantener alejado de alguna enfermedad coronaria. Su inclusión en la dieta no debe implicar un aumento del volumen calórico diario, no hay que engordar, por lo que hay que emplearlo con cierta moderación.

9.- En el sistema digestivo, a nivel de la cavidad gástrica o estómago produce un menor reflujo del contenido gástrico desde el estómago al esófago, a diferencia de otros aceites, y  no deprime el tono del esfínter gastro – esofágico y de esta manera se reduce el riesgo de ataque ácido de la mucosa esofágica; reduce la acidez gástrica  que es un factor de riesgo de las ulceras gástricas y duodenal, lo que lleva a cabo a través de complejos mecanismos hormonales; estimula la síntesis de sales biliares (efecto colerético) y dado que esto lo hace a partir  de colesterol, el aceite de oliva impide así en cierto grado un exceso corporal del mismo; provoca una poderosa contracción de la vesícula biliar, suave y prolongada lo que conduce a un vaciado completo de la misma; ingerido de forma habitual disminuye la presencia de cálculos biliares;  en el intestino impide parcialmente la absorción de colesterol por medio de su componente llamado sitosterol, mejora la absorción de diversos nutrientes como el calcio, hierro, magnesio, etc.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

10.- Medio millar de médicos adscritos a centros sanitarios de toda España, principalmente hospitales, bajo la dirección de Ramón Struch, participan en el plan Predomed (Prevención de la Dieta Mediterránea) que controlará a 12.000 voluntarios con el fin de averiguar si como apuntan los indicios, el consumo de aceite de oliva reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, en un proyecto muy ambicioso clínico – nutricional que durará cinco años. Los hombres (más de 55 años) y mujeres implicados (más de 60 años) han sido elegidos por pertenecer a grupos de alto riesgo vascular: diabéticos, fumadores, hipertensos, obesos y personas con el colesterol alto, se han repartido en tres bloques: el primero recibirá una dieta establecida por el plan, el segundo un aporte extraordinario de frutos secos (nueces, almendras, avellanas…), y el tercero verá enriquecida su alimentación con aceite de oliva.

 10 razones para cocinar con aceite de oliva virgen extra (1ª parte)

Dejar respuesta