• Chocolate negro, 10 razones para comerlo (2ª parte)

    Por hace 10 meses
    chocolate negro

    6.- El chocolate estimula las funciones cerebrales, según un estudio efectuado por la Universidad de Wheeling, en Virginia, porque contiene numerosas sustancias estimulantes como la teobromina y la feniletilamina. El chocolate negro contiene aproximadamente 450 miligramos de teobromina en 30 gramos, diez veces más que el chocolate común, y la fenetilamina es un alcaloide y una monoamina al que se atribuyen funciones de neuromodulador o neurotransmisor en el cerebro. Para el estudio, escogieron un grupo de voluntarios que fueron sometidos a exámenes neurosicológicos para evaluar la capacidad cognitiva, memoria, atención, reacción y la solución de problemas, y reveló que el chocolate con leche estimulaba la memoria visual, mientras el consumo de chocolate negro producía una mejora de la capacidad de reacción.

    7.- Consumir dos tazas de cacao soluble al día podría ayudar a prevenir enfermedades cardiovasculares, es una de las conclusiones de un estudio realizado en la Universidad de Barcelona, y publicado en la revista científica Journal of Nutrición, al considerar que éste alimento puro contiene polifenoles y quercetina, poderosos antioxidantes beneficiosos en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y cáncer.

    8.- Un equipo de científicos de las Universidades de California en Davis, Heinrich – Heine en Dusseldorf, y la Escuela de Medicina de Harvard, realizaron un estudio de los indios Kuma, que viven en las islas San Blas, cerca de las costa de Panamá, conocidos por consumir grandes cantidades de cacao rico en flavonol (tres o cuatro tazas al día) entre los que es rara la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares, mientras los kuma que han emigrado a los suburbios de la capital de Panamá consumen sólo cuatro tazas de cacao por semana y no disfrutan del mismo nivel de salud cardiovascular. El estudio reveló que los habitantes de las islas tienen un nivel de oxido nítrico (un protector de las paredes vasculares) urinario asociado a un flujo sanguíneo sano, dos veces mayor que el de sus homólogos continentales, y también niveles superiores de epicatequinas flavonoles que mejoran el flujo sanguíneo.

    9.- Los investigadores del Hospital Universitario de Zurich, publicaron en la revista científica Herat un estudio sobre los efectos del chocolate oscuro con 74 por 100 de cacao y el chocolate blanco (que no lleva cacao) en la circulación sanguínea arterial de hombres fumadores. Fumar actúa sobre las células endoteliales que recubren las paredes internas de las arterias y en las plaquetas involucradas en la formación de coágulos en la sangre. Las tomografías por ultrasonidos realizadas a los fumadores demostraron que unos pocos “cuadros” de chocolate, 40 gramos diarios, a través de los polifenoles del chocolate oscuro había disminuido a casi la mitad la actividad de las plaquetas con menores posibilidades de trombosis, derrame o infarto, mientras el chocolate blanco no tuvo efectos positivos. Aunque no todas las noticias fueron buenas: los expertos advirtieron sobre el alto contenido de calorías en todos los tipos de chocolate, unas 500 por 100 gramos y un promedio total de 30% de grasas.

    10.- Un estudio de un grupo de científicos de la Universidad de Heine, en Alemania, junto a otro de Oakland, Estados Unidos, se publicó en la revista Nutrition, en esta última nación, hacía referencia a un problema grave de salud publica en México. Fallecen anualmente más de 4000 niños por diarrea, cifra que representa casi la décima parte de todas las causas de muerte en menores de cinco años. En 1996 la tasa de mortalidad por diarrea  en este grupo de edad fue de 38,4 por 1000, en tanto que la enfermedad diarreica generó el 20,8 por ciento de las consultas externas en los servicios de salud y 10 por 100 de las hospitalizaciones pediátricas. El estudio determinó que los flavonoides del cacao pueden limitar el desarrollo de líquidos causantes de la diarrea y que pueden inhibir una proteína intestinal llamada CFTR, responsables de regular estos líquidos. Este descubrimiento, dicen los científicos, podría conducir al desarrollo de tratamientos naturales de bajo costo y alta accesibilidad para la gente con la ventaja de no presentar efectos secundarios. El empleo de cacao para el tratamiento de la diarrea, no es nuevo y se conoce desde el siglo XVI tanto en América como en Europa, aunque hasta éste estudio no se sabía a ciencia cierta por qué el cacao era considerado como un remedio para este padecimiento.
    Chocolate negro, 10 razones para comerlo (1ª parte)

     

     

  • Sobre Jesús Llona Larrauri

    El Dr. Jesús Llona Larrauri es experto en Alimentación, Nutrición, Sanidad y Bromatología, miembro de la Real Academia de Medicina del País Vasco, de la Fundación Española de Nutrición, de la Academia Vasca de Gastronomía (1994-2006). Leer más sobre Jesús Llona Larrauri

    Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

    Close
    Seguir a Nutritelia en las redes sociales
    Si desea estar informado/a de los consejos nutricionales de Nutritelia pulse en su red social