Aceite de Oliva contra el cáncer de mama

1
16

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente entre las mujeres después del cáncer de piel, y constituye la segunda causa de muerte entre las mujeres después del cáncer de pulmón y la principal causa de muerte entre las mujeres de 40 a 59 años. El riesgo que tiene una mujer de desarrollar este cáncer es de un 11% y en España un poco menor, 1 mujer de cada 12 a 14, y se diagnostican cada año unos 15.000 nuevos casos.

En los últimos años los índices de mortalidad por cáncer de mama han disminuido gracias a un aumento del diagnóstico precoz y a la mejora de los tratamientos que se aplican. Recientemente, dos equipos científicos uno de la División de Medicina Oncológica del Instituto Catalán de Oncología y otro de la Escuela de Medicina Feinberg de la Northewestern University de Chicago han publicado sus conclusiones en el ultimo número de la revista Annals of Oncology donde dicen que el ácido oleico principal componente del aceite de oliva virgen puede convertirse en una potente arma contra el cáncer de mama, porque han descubierto que reduce de forma drástica los niveles de un encogen llamado Her 2/nev. Los niveles de este oncogen están en el 30% de las pacientes con cáncer de mama y desarrollan una forma muy agresiva de la enfermedad con peor pronóstico.

Aceite de oliva contra el cáncer de mama

Los científicos han observado que el ácido oleico del aceite de oliva virgen es capaz de reducir de forma drástica los niveles de Her 2/nev, e indican que no sólo mejora la eficacia específica del fármaco Herceptin, que actúa frente al Her2/nev, sino que la acción de los altos niveles de ácido oléico puede ser una buena alternativa a evaluar en más ensayos clínicos. Los autores del trabajo recuerdan también que “el 80 por ciento de los cánceres se deben a factores ambientales y no genéticos”, por lo que “las evidencias que presentan deberían promover cambios en nuestros hábitos de vida”.

El aceite de oliva virgen que está en el mercado, es el zumo de las olivas prensadas en frío, no sufre ningún proceso químico ni térmico para su obtención, mientras el aceite de oliva (no virgen), mantiene su fracción oleosa, y por tanto su riqueza en ácido oleico pero ha perdido una parte importante de los componentes menores, y muy especialmente su capacidad antioxidante frente a los radicales libres. En el estado actual del mundo en que vivimos en donde la cantidad alimentaría está satisfecha, se exige ahondar en la calidad y más si esta se refleja en la salud. Aceite de oliva contra el cáncer de mama.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

1 Comentario

Dejar respuesta