Aceites de soja, maiz, sésamo, etc. Otros aceites

0
6

Los aceites de soja, maiz, sésamo, etc abundan sobre todo en las tiendas de dietética y “delicatessen”, los utilizan en los restaurantes vegetarianos y de cocina oriental, y son minoritarios, excepto el de soja.

Variedades de aceites

– Aceite de maíz,
de los granos de maíz, con sabor dulzón, suave y ligero, agradable, es un buen aceite de mesa pero frágil para freír.
– Aceite de sésamo,
a partir de las semillas de sésamo, en oriente es tan popular como nuestro aceite de oliva, de aroma agradable, útil en ensaladas.
– Aceite de colza,
de triste recuerdo en nuestro país, se consume mucho en el norte de Europa y Francia hasta el punto de llamarle “aceite francés”; muy barato, insipido, resiste mal la temperatura desprendiendo un olor desagradable si se le calienta en exceso, bueno para aliños y sazonamientos.
– Aceite de nuez,
de sabor muy afrutado, por su peculiar perfume se utiliza mucho en repostería, rico en vitamina A y E, se enrancia con facilidad y su conservación resulta precaria.
– Aceite de cártamo,
muy aromático, para utilizar en frío,  suave aroma a avellanas, rico en grasas insaturadas se enrancia fácilmente.
– Aceite de cacahuete,
el más utilizado en Sudamérica, resiste muy bien las temperaturas por lo que es bueno para cocer o freír, sabor agradable, excelente para las ensaladas, rico en monoinsaturados como el oliva.
– Aceite de coco,
muy rico en ácidos grasos saturados, se convierte en sólido a temperatura ambiente, barato, utilizado en la industria alimentaría es poco recomendable porque no es bueno para las arterias.
– Aceites de palma y palmiste
muy utilizados en la industria alimentaria por su precio ventajoso, sólidos a temperatura ambiente, proceden de una palmera africana, aroma y sabor ligeros y poco recomendables.
– Aceite de pepita de uvas,
se vende como dietético, delicado, ligero y afrutado, rico en insaturados, se enrancia fácil.
Aceite de soja,
procede de las semillas de soja con mucho aceite y buenas proteínas, muy utilizado en Estados Unidos y el que más en el mundo, con poco sabor, soporta mal las altas temperaturas, es muy saludable como el girasol, y se oxida fácilmente.

Dejar respuesta