Aloe vera, manantial de salud (2ª parte)

1
21

El aloe vera contiene ácidos grasos, en particular: el ácido caprílico, el cual se usa en el tratamiento de las infecciones por hongos.

Otras sustancias con efectos medicinales: Aloína (antibiótico, purgante), isobarbaloína (analgésico, antibiótico), ácido aloético (antibiótico), emodina (bactericida, laxante), ácido cinámico (analgésico, anestésico), aceite eterolo (tranquilizante) y ácido crisafánico (fungicida para la piel)… germanio, etc. y precisamente su ingrediente clave es el germanio que actúa como filtro depurador del organismo, elimina los desechos oculares, reestructura y revitaliza la medula ósea, reactiva el sistema inmunológico y estimula la producción de endorfinas para calmar el dolor, por lo que es antiinflamatorio, impide dolor, cicatrizante, depurativo, digestivo, regenerador celular, bactericida y fungicida, antibiótico, antiviral, coagulante y desintoxicante.

Entre los múltiples beneficios del aloe vera podemos destacar:

• Retrasa la aparición de arrugas y suaviza las existentes
• Disuelve  los depósitos de grasa que obstruyen los poros
• Calma las erupciones causadas por la depilación.
• Es un filtro natural de los rayos ultravioleta y limita las manchas cutáneas causadas por el sol.
• Activa el proceso de regeneración celular frente a las quemaduras.
Es un verdadero regalo para la piel por sus cualidades purificantes, penetra en las tres capas (epidermis, dermis e hipodermis) y elimina las bacterias y depósitos de     grasa que impiden la salida de las sustancias de desecho; regenerantes por sus vitaminas y poliinsaturados que facilitan la producción de colágeno; y protectora que  evita la aparición de arrugas y los daños de los rayos ultravioleta.
• Es un gran remedio contra el acné y las estrías, revitaliza el cabello y previene su caída.
• También contra la artritis y los dolores reumáticos.

Debemos insistir que para que la piel luzca sana y bonita, hay que cuidarla no sólo por fuera sino también por dentro. El aloe vera facilita la depuración de la sangre ayudando en sus funciones al sistema hepátobiliar, formado por el hígado, el  páncreas y la vesícula biliar, implicados en el proceso digestivo y fundamentales para la correcta asimilación de los alimentos. El hígado produce muchas sustancias que facilitan la digestión y es, con el páncreas, filtro de sustancias tóxicas del aparato circulatorio. El consumo regular de aloe vera facilita la funcionalidad de las células hepáticas y pancreáticas, ayuda a la producción de insulina y tiene cierta acción bactericida en el intestino.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Se administra de forma oral en forma de bebida (zumo, té) y en polvos y cápsulas. Para que vaya bien es necesario utilizarlo por lo menos durante 3 meses de forma que el organismo se adapte al aloe vera, observándose las reacciones.

Aloe vera, manantial de salud (1ª parte)

 

 

1 Comentario

  1. Tengo varias plantas de Aloe Vera y me gustaría conocer alguna receta que pueda utilizar para poder aprovecharme de sus propiedades tan interesantes, tanto para su aplicación directa como para su ingestión.

    Muchas gracias.

Dejar respuesta