Las alubias o judías, cualidades saludables

0
7

Muchísimas variedades, la judía común, roja, negra o blanca y forma arriñonada la judía roja de color rojo púrpura la judía escarlata, originaria de México judión de La Granja y judión de El Barco la alubia pinta de León, alargada y de color vinoso; la verdina, de Asturias, la faba de Asturias, de color blanco cremoso y forma arriñonada las alubias negras de Tolosa, las alubias pintas de Gernika, que componen la Ruta Indaba, las primeras en Tolosaldea y las otras en Busturialdea – Urdaibai y Uribe comarcas donde se hace una oferta turística – gastronómica de la babarruna o indaba (en euskera), la alubia pocha, que se recoge en su vaina de buen tamaño, fresca y color verde pálido y se consume en el País Vasco y Navarra; y así hasta más de 500 variedades comestibles en el mundo.

Según la tradición, las alubias se consumen con productos de la matanza del cerdo, chorizo, morcilla, tocino, costilla, los “sacramentos”, aunque también se pueden guisar con tomate, cebolla, pimiento, “en ensalada”, o con berza cocida y servida aparte, que es como están más sanas a estas alturas del siglo XXI y se imponen de cara a la salud. Consumimos apenas 1,8 kilos de alubias persona y año, y cada vez menos porque no hay tiempo de cocinarlas en casa y se han convertido en plato de lujo los fines de semana, para otros se ligan a la obesidad, aunque la ciencia se ha encargado de valorar sus cualidades saludables. Aunque se les ha llamado “la carne del pobre”, no pueden sustituir a la carne porque les faltan algunos aminoácidos –sobre todo metionina- que muchos pueblos sabían bien: combinadas con arroz o sencillamente comiéndolas con el pan, el problema estaba compensado y resuelto.

Apenas aportan grasas, siempre insaturadas saludables, y una mínima cantidad saturadas, lo que las hace aconsejables en dietas bajas en grasas. y mucha El componente principal son los hidratos de carbono de absorción lenta que suministra al organismo energía regular y continua, fibra lo que explica que a veces no sean fáciles de digerir, aunque son muy útiles contra el estreñimiento, para prevenir el cáncer de colon y recto, para luchar contra el colesterol y también beneficia a los diabéticos porque las fibras impiden la absorción de muchos azúcares. También calcio, hierro, magnesio, potasio y fósforo y abundantes vitaminas del grupo B, ácido fólico y E. Las alubias aportan unas 340 calorías por 100 g.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Dejar respuesta