Café, bebida aromática

0
12

El café es la bebida aromática estimulante de más consumo en el mundo, junto té y chocolate, y cada vez más refrescos energéticos del mercado incluyen en su composición cafeína del café, teína del té y teobromina del rico chocolate, tres xantinas alcaloideas fotoquímicas muy interesantes, que ejercen un suave efecto estimulante sobre el sistema nervioso central. La cafeína aumenta la capacidad mental y la percepción, y aunque puede causar insomnio y palpitaciones si su consumo es muy alto, no llega a ser adictiva porque no tiene efecto de droga.

Para muchos tomar por la mañana uno o dos cafés es poner la maquinaria en su punto, es echarla a andar. No saben hacerlo sin ésta bebida que con moderación, es sumamente beneficiosa. La OMS a través del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, señalan el efecto protector de la cafeína, los aceites capestol y kahweol, y  sustancias antioxidantes como el ácido caféico y los clorogénicos actúan y protegen contra algunas formas de cáncer. En Italia muy cafeteros, dicen que “al menos 3 tazas al día y menos de 33”, pero ¿Cuántas se pueden tomar?.

El café puede tener 100 mg. de cafeína por taza

Se absorbe rápidamente tras beberlo y permanece en el cuerpo 2-3 horas, tres tazas no parece excesivo, mientras 5 tazas, unos 500 mg. parecen muchos. De aquí en adelante llegan la agresividad, nauseas, molestias estomacales, insomnio, etc., poco convenientes, aunque siempre hay que contar con las diferencias individuales. Valentín Fuster, lo tiene claro y dice “ningún estudio ha relacionado de manera concluyente el consumo de más o menos café con una tensión más alta o más baja, y las normas dietéticas de la Asociación Americana del Corazón sobre prevención y tratamiento de la hipertensión, que son muy claras en cuanto no abusar de grasas o de alcohol, no hacen ninguna referencia al café.

Así que si una persona hipertensa le apetece tomarse un café  para desayunar, no hay motivo para desaconsejárselo. Le diría que no tome seis al día, porque tanta cafeína puede perjudicar a cualquiera, pero no creo que uno o dos tengan una influencia importante. “No hay duda que cada uno debemos conocer en base a las reacciones propias cual es el límite de la cantidad de café a tomar. Hay personas que, en la línea de Valentín Fuster, sólo pueden beber una o dos, y otros cuatro, cinco o más. La moderación y su consumo son buenos para la salud.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Pero hay más, los resultados científicos de los últimos años sobre varios tipos de cáncer (estómago, intestino, páncreas, vejiga, hígado y próstata), seguramente por sus antioxidantes resaltan sus propiedades anticarcinogenéticas. No nos resistimos a citar la investigación realizada entre 1986 y 2008, en la Escuela Norteamericana de Salud Publica de Harvard sobre 47.911 hombres, se declararon 5.035 casos de cáncer y 642 fueron mortales. Durante este tiempo, los participantes fueron notificando cada cuatro años el consumo de café, y los resultados mostraron que los que consumían más café (seis o más tazas diarias de café americano) mostraron un riesgo 20% menor de desarrollar cáncer de próstata y un 60% menos riesgo de sufrir la forma más peligrosa de la enfermedad.

Incluso el consumo de una a tres tazas diarias, dicen los científicos, redujo un 30% el cáncer de próstata letal. No saben cual es el mecanismo responsable, creen que no es la cafeína y suponen que son otros antioxidantes beneficiosos más de 300 los que protegen de la enfermedad. Otros estudios en el pasado ya mostraron una asociación entre el café y una reducción en el riesgo de desarrollar enfermedad de Parkinson, diabetes tipo 2, cáncer de mama, cáncer hepático o linfomas. El “torrefacto” muy popular entre nosotros, tostado con azúcar; “tueste natural” delicioso, el que más gusta; “descafeinado” con poca o sin cafeína; “soluble”, deshidratado sobre café líquido, se toma con leche o agua. Buen café: Lo mejor, moler el grano justo antes de la infusión para la de filtro o exprés, fino para la italiana molido mediano y para el puchero que sea grueso. No lo olvide, el café es bueno que sepamos como nos afecta, al igual que otras cosas en la vida.

 

 

Dejar respuesta