Cava y champagne, tan parecidos y tan diferentes (2ª parte)

2
21

Cava y champagne, tan parecidos y tan diferentes. En el siglo XVIII se consideraba normal hacer saltar el tapón al abrir la botella, en el siglo XIX continuó la tradición, pero en las cenas oficiales no se hacía, y a partir del Segundo Imperio se empezó a descorchar la botella sin ruido. Hoy en día ha dejado de ser habitual hacer saltar los tapones en los restaurantes e incluso domicilios, y los amantes de esa bebida han optado por la apertura silenciosa.

Con la salida violenta del tapón, la presión baja bruscamente, dejando escapar una parte de las burbujas que tantos cuidados y años han costado conseguir. Por otro lado se pierde una parte considerable de un vino de calidad. Además debe tenerse en cuenta que cuando salta el tapón puede ser peligroso ya que sale a 10 ó 12 metros por segundo, y a un metro de distancia, puede alcanzar 40 kilómetros por hora en menos de una décima de segundo.

Por su parte, el vino de Champagne , elaborado con el mismo método, es un fuera de serie que ha sido objeto de situaciones casi ridículas, como le ha ocurrido al jerez o al Oporto. Desde una graciosa norteamericana que elaboraba jerez en Ohio y llamó a su hija Sherry para justificar su denominación, hasta la francesa que se inscribió en el registro con el nombre Veuve Clicquot, y consiguió vender su apellido a un bodeguero de California…..

Tipos de champagne

Millesimés, proceden forzosamente de vinos de la misma añada.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Blanc de Blancs, elaborados sólo con uvas Chardonnay.

Tipos : Brut, extra-dry, seco, semiseco y dulce.

La AOC Champagne no permite elaborar vinos espumosos más que por el método tradicional.

Si quiere aprender a distinguir un champagne, observe unas siglas diminutas que aparecen escritas en las etiquetas :  MA  significa marca auxiliar, es corriente, y lo elaboran las cooperativas; RM   , preparado en propiedades agrícolas que pretenden beneficiarse de las actividades artesanales;  CM , elaborado por las grandes cooperativas, no siempre de calidad notable; y   NM , los mejores, que llevan las grandes firmas históricas como Moet, Mum, Krug, Veure Clicquot, etc., con los viñedos más cotizados de la región.

Como resulta frecuente, y más en época navideña, asociar el cava y el champagne como si fueran iguales, lo cierto es que hay bastantes cosas que les separan. Aunque seria más fácil decir las dos que les unen: son vinos blancos y espumosos, y la segunda que se obtienen siguiendo el método tradicional Champenoise descubierto por Dom Perignon. Nada, aparte de esto, los hace iguales.

Son diferentes así: Los suelos, que tanta influencia tienen en el sabor de los productos, la Champagne y Cataluña o la Rioja, nada tienen que ver entre sí; las variedades de uva – Pinot noir, Pinot Meunier y Chardonay allí – – y Xarello, Macabeo y Parellada, sobre todo, aquí; la pluviometría más intensa en la Champagne, mientras la temperatura es más elevada en San Sadurní. La mayor diferencia para el consumidor no parece estar, sin embargo, en las características organolépticas, sino, sobre todo, en algo mucho más prosáico: un gran champagne puede costar 50,00 y 10-15 euros un buen cava.

Cava y champagne, tan parecidos y tan diferentes ( 1ª parte)

2 Comentarios

Dejar respuesta