La celulitis, un problema cosmético de la piel (1ª parte)

0
7

El término celulitis se utiliza para hacer referencia a un problema cosmético de la piel que es motivo de gran preocupación para millones de mujeres, no constituye un problema grave y debe recibir el tratamiento correspondiente. Afecta al tejido celular subcutáneo, debajo de la piel, que está alterado en diferentes partes del cuerpo sobre todo en los muslos y glúteos y en un grado menor la parte inferior del abdomen y brazos, y se produce por la debilitación de las estructuras del tejido conjuntivo situadas inmediatamente por debajo de la superficie de la piel.

Se cree que en esta trama, las células grasas crecen y bloquean la circulación sanguínea y linfática lo que provoca que no lleguen nutrientes a los tejidos y que el organismo tenga problemas para drenar y depurar de tal modo que se acumulen en los tejidos desechos y toxinas. Se entiende que hay cuatro tipos de celulitis: Dura, al pellizcar aparece la “piel de naranja”; Flácida, en la que los tejidos blandos sin consistencia producen deformaciones; Edematosa, localizada principalmente en las piernas y aumentan de volumen en su totalidad; y Mixta, en la que aparecen partes de las otras tres.

Las mujeres se ven afectadas con una frecuencia nueve veces mayor que los hombres. La zona afectada de celulitis tiene aspecto acolchado y se le llama” piel de naranja”, es visible con la persona de pie o echada. Si se pellizca (prueba del pellizco), se pliega y arruga mientras que la mayoría de los varones la piel se pliega o se arruga pero no forma abultamientos. Las causas, finalmente, son varias sobre todo hormonodependientes del lado femenino movido por el “baile” de estrógenos-progesterona (¿Por qué los hombres no tienen celulitis?) y los embarazos, y las relacionadas con los hábitos comunes como alimentación desordenada, comidas muy caloricas o vida sedentaria, pueden combatirse. No es una enfermedad y se trata más bien de un trastorno metabólico.

 Alimentos aconsejados para la celulitis

Es muy importante llevar una dieta correcta y adecuada con las calorías justas, donde el aporte energético no sea superior al necesario y no se engorde. Si hay sobrepeso y se pierden kilos, mejorará la celulitis. Las verduras, hortalizas y los alimentos ricos en hierro deben ser la base de la alimentación. El hierro favorece la oxigenación celular y el tránsito para eliminar toxinas y su falta favorece la aparición de celulitis y dificulta su eliminación, hierro “hemo” en carne magra, pescado, marisco y “no hemo” el legumbres, espinacas, lechuga, uva, tomates, fresas, etc.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Siempre acompañados de vitamina C (zumo de naranja, kiwi); verduras como acelgas, espárragos, alcachofas, tomates, berenjena, lechuga, calabaza, rábano; pan, arroz, pasta y cereales integrales; quesos y lácteos desnatados; frutas naranja, manzana, pera, melón, sandia, piña natural. Beber mucha agua para eliminar toxinas. La fresa es ideal para luchar contra el estreñimiento y una compleja arma para luchar contra la celulitis o piel de naranja, el kiwi contiene buen potasio, la piña no tiene rival y el pomelo a media mañana es un buen purificador. Procure comer ensalada todos los días.

La celulitis, un problema cosmético de la piel (2ª parte)

 

 

 

 

Dejar respuesta