El chocolate, un placer

Por hace
Chocolate, un placer

El cacao era la moneda común entre los aztecas y mayas de América, grano de un fruto jugoso que nace en el cacaotero al que Linneo en el siglo XVIII llamó Theobroma Cacao (cacao alimento de dioses), y almacenarlo o beberlo con agua y especias correspondía a la nobleza y los guerreros. Se cuenta que el emperador Moctezuma llegó a acumular una fortuna de cien millones de almendras de cacao.

El chocolatl, del vocablo maya choco, o caliente, y atl, agua, era el producto mezcla de cacao, semillas de zapote, maíz molido, miel, pimienta gorda y vainilla, era uno de los brebajes que tomaban para celebrar las fiestas o recuperarse de las heridas de guerra. Para Colón en 1502 y Hernán Cortés en 1519 fue todo un hallazgo que asimilaron rápidamente, le agregaron leche vieron que le sentaba bien un poco de azúcar, canela u otras especias, y durante dos siglos fue bebida oficial de reyes y nobles e incluso gozó de gran popularidad gracias a que la Iglesia consideró que su consumo no rompía el ayuno.

En los siglos XVIII y XIX, los españoles lo llevaron al resto de Europa y nació el polvo de chocolate de Nestlé, el chocolatero Peters fabricó la barra de chocolate, Lindt descubrió el fondant, Tobler lanzó la famosa barra caramelo de cacao llamada Toblerone, y el norteamericano Hershey inventó la tableta como la conocemos hoy. El  biógrafo del Marques de Sade decía que era estimulante, aliciente, apasionante, diabólico, mágico, milagroso, pero también venenoso porque todas las bondades descritas, las asociaba con la gula, uno de los siete pecados capitales.

Lo cierto es que contiene estimulantes suaves, como la teobromina, cafeína y teofilina en muy baja cantidad, flavonoides buenos para el sistema arterial y venoso, polifenoles que tienen acción antioxidante, ácido esteárico componente de la manteca de cacao un ácido graso que no influye negativamente en el nivel de colesterol en sangre, todos ellos beneficiosos que aportan a la dieta placer y componentes interesantes. Además, el chocolate no favorece el exceso de peso salvo si se toma en gran cantidad, no favorece el acné que se debe fundamentalmente a problemas hormonales, tampoco provoca caries si se cuida la higiene bucal, es un mito que provoca adicción (nos gusta más el de 70 por 100 de cacao), y las fantasías chocolateras le han llevado al cine (la película Chocolat, es preciosa), y a la moda, las cremas de cacao, las esencias, los balnearios con masaje de cacao, la ropa de fantasía a base de chocolate, un alimento que está de moda.

Valore este artículo si le ha sido de ayuda o le ha gustado...
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin Valorar)
Loading ... Loading ...

Sobre Jesús Llona Larrauri

El Dr. Jesús Llona Larrauri es experto en Alimentación, Nutrición, Sanidad y Bromatología, miembro de la Real Academia de Medicina del País Vasco, de la Fundación Española de Nutrición, de la Academia Vasca de Gastronomía (1994-2006). Leer más sobre Jesús Llona Larrauri

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Close
Seguir a Nutritelia en las redes sociales
Si desea estar informado/a de los consejos nutricionales de Nutritelia pulse en su red social