Colesterol, reducir las cifras a través de los alimentos

1
22

Colesterol, reducirlo a través de los alimentos

– Soja y lecitina, además de actuar sobre el sistema hormonal femenino, la soja es un alimento que ayuda a reducir el colesterol de forma significativa entre un 10 y 20%. Se toma en forma de preparados como: Leche de soja, yogur, lecitina, miso y tofu.

– Manzana, es una de las frutas más sanas y hace bajar el colesterol LDL o malo por su riqueza en pectina, una fibra soluble que tiene la capacidad de impedir la absorción intestinal del colesterol. Además la manzana es capaz de seleccionar el “malo” del “bueno”, y bajar el primero un 80% y el segundo apenas un 10-20%. También contribuye a disminuir el nivel de azúcar en la sangre y el de los triglicéridos. Dos al día, también en compota o asadas.
– Berenjena, permite regular el colesterol LDL en la sangre, hecho que se debe a que los productos derivados de su digestión se combinan con las materias grasas que impiden su absorción, y a su riqueza en fibra. Además contiene mucho potasio que ayuda a la diuresis y al buen funcionamiento cardíaco.
– Aceite de oliva virgen,  es un verdadero zumo de frutas que se obtiene de unas olivas en el mejor estado de maduración, rico en ácidos grasos monoinsaturados que posee notable efecto sobre el colesterol debido a que baja el LDL e incrementa el bueno o HDL que protege contra las enfermedades cardiovasculares. Este aceite de oliva virgen, dada su riqueza en ácido oleíco, determina unas membranas celulares poco insaturadas y por ello, menos atacables por la oxidación. Por el contrario, los aceites de semillas ricos en ácidos grasos más insaturados (girasol, soja), suponen unas membranas muy insaturadas y por ello, vulnerables a la oxidación. Y sabemos que el cuerpo, con el tiempo y las circunstancias, se oxida poco a poco como un clavo roñoso…, para que lo entendamos.

Para reducir el colesterol la dieta puede ser la mejor medicina

Nueces, controlan el colesterol LDL y hacen  aumentar el HDL o “bueno”, pues poseen la mejor proporción entre los ácidos grasos omega-3 y omega-6. La vieja creencia de que los frutos secos son ricos en colesterol es un mito más. Dos al día, toda la vida, pero no más de dos o tres porque son calóricas y engordan.
– Té verde, posee notables propiedades antioxidantes, reduce el colesterol LDL de la sangre y sus efectos se aprecian al poco de tomarlo. El té verde contiene menos teína que los otros tés.
– Judías verde o vaínas, cocidas con patatas y aliñadas con aceite de oliva virgen, son un ingrediente de regímenes de bajas calorías y su caldo es un placer. Contienen buena fibra soluble que arrastra el colesterol LDL y ayuda a eliminarlo del organismo. De hecho es un drenador del hígado rico en vitaminas y ácido fólico. Regulan los niveles de azúcar en la sangre.
– Alcachofa, contiene una sustancia llamada cinarina que bloquea la síntesis del colesterol y los lípidos, a la vez que estimula la producción de bilis, y la transformación del colesterol en ácidos biliares.
– Ajo y cebolla, buenísimos, ricos en compuestos azufrados que estimulan el páncreas y el hígado, facilitando la digestión de las grasas y reducen el nivel de colesterol LDL en la sangre, por lo que su consumo habitual es altamente beneficioso. Además, tanto el ajo como la cebolla, fluidifican la sangre y previenen la agrupación de las plaquetas y el riesgo coronario.
– Pescado azul, (bonito, anchoa, verdel, atún, salmón, sardinas), presentan nivel elevado de ácidos grasos poliinsaturados, con un destacado porcentaje de omega-3 (DHA/EPA) que presentan efectos beneficiosos frente a las enfermedades cardiovasaculares. El consumo de pescado es recomendable 4 veces por semana. Además, el pescado tiene efectos beneficiosos frente a las enfermedades asmáticas, la arteriosclerosis, la agregación plaquetaria y algunas enfermedades autoinmunes.
– Aguacate, rico en grasas monoinsaturadas y en esteroles, sustancias que impiden la absorción del colesterol que se ingiere con la dieta.
También recomendables: pan, arroz, maíz, pasta sin huevo, verduras, frutas, legumbres, leche descremada, clara de huevo, cuatro o seis huevos enteros a la semana siempre que no se tomen por otra parte muchas grasas saturadas, pescado blanco, repostería preparada con leche descremada sin mantequilla, margarina u otras grasas, zumos naturales, café o té.
Tres veces por semana: carne sin grasa (pollo, pavo, conejo), una vez por semana ternera, buey y cerdo, miel, chocolate. Prohibidos: bollos, pasteles, galletas, patatas fritas chips, coco, leche entera, crema y nata, quesos curados o semicurados, salchichas, hamburguesas, embutidos, vísceras, sopas de sobre, muchas veces cargados de grasas saturadas, colesterol y sobre todo “grasas trans” hidrogenadas, las más peligrosas.

Yogur del Dr. Llona (recomendado):

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

1 yogur desnatado de frutas o sabor, al gusto

1 cucharita de lecitina de soja (gránulos)

1 cucharita de germen de trigo (polvo)

1 cucharita de levadura de cerveza (polvo)

1 cucharita de aceite de oliva virgen extra

Mezclar todo en el mismo envase del yogur, o en una tacita y tomarlo todos los días cuando apetezca. El objetivo, reducir las cifras de colesterol a través de la alimentación.

1 Comentario

Dejar respuesta