La sal, hay que disminuir su consumo y evitar las comidas saladas

0
6

La sal es viejísima como la Humanidad y fue elemento de pago y cambio hasta convertirse en salario expresión  que nació en Roma y ha llegado a nuestros días, además de formar parte de la cocina superando como condimento a todas las sustancias que se han utilizado para intensificar el sabor de los alimentos. En éste momento hemos llegado a las sales de diseño, la locura con sal, con granos de Maldon, de Guerande o del Himalaya para resaltar el sabor de la chuleta, el foie-gras o el pescado a la parrilla.

La sal comestible es simplemente cloruro sódico y se encuentra en el agua del mar, en salinas y  en depósitos que se han formado en diferentes épocas geológicas. El sodio es un elemento básico que contribuye a equilibrar los fluidos corporales y la presión arterial, aunque en la actualidad se considera que sólo la mitad de las personas hipertensas son sensibles a la sal y muchos, a pesar de disminuir la sal de la dieta no ven  bajar la tensión arterial. La Sociedad Española de Hipertensión aconseja no más de 5g. de sal diarios (2g. de sodio) pero en los países desarrollados se llega al doble e incluso a más de 20-25 g.

El consumo de sal es cultura de salero y pedir menos sal en la cocina, los restaurantes y los platos preparados es para muchos deseo de vivir, sin olvidar que la mitad de la sal consumida viene de los alimentos industriales y la otra mitad se añade en la cocina doméstica y en la mesa.

Los alimentos que aportan más sal son

El queso, el pan, las aceitunas, los embutidos, salsas preparadas, frutos secos  salados, conservas, platos preparados y precocinados, cereales para el desayuno, salazones, etc. La utilización del ajo,  cebolla, limón, perejil, aceite de oliva virgen con sabor que potencia las ensaladas y platos de verano, y las plantas aromáticas, pueden ayudar a disminuir el consumo de sal y reeducar el paladar. Para contribuir a evitar el retraso mental y parálisis cerebral en los niños la OMS  recomienda la sal yodada.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

 

 

Dejar respuesta