Vino y aceite de oliva virgen extra. Corazón, cáncer y salud

0
9

El vino y el aceite de oliva virgen extra son los alimentos estrella de la cocina mediterránea. Fleming, descubridor de la penicilina, dijo que “La penicilina cura a los hombres pero el vino además de saludable les hace felices”. El vino contiene sustancias específicas como los polifenoles que impiden la acción oxidativa de las grasas y más concretamente las LDL o “mal colesterol” no permitiendo el desarrollo de los peligrosos ateromas en el interior de las arterias, facilitando al mismo tiempo los niveles altos de HDL o “colesterol bueno”.

También parece demostrado que el resveratrol, una sustancia fitoquímica abundante en la piel de la uva y en el vino sobre todo en el tinto, muestra actividad preventiva frente al cáncer. Además, los que beben moderadamente sobre todo con la comida, tienen un 50 por 100 de probabilidades de vivir más tiempo que los abstemios. El vino, desde el punto de vista de la salud, cumple los tres requisitos deseables: efecto lipídico sobre el colesterol, efecto plaquetario evitando los coágulos sanguíneos como hace la aspirina, y efecto antioxidante evitando la temible oxidación de las grasas de la sangre.

Hasta el 30% de las calorías que ingerimos deben ser grasas y de ésa cantidad se aconseja que la mitad sean monoinsaturadas, las que predominan en el aceite de oliva virgen extra rico en ácido oleico.

Reduce el colesterol malo y aumenta el bueno

Protector y evita los riesgos de trombosis arterial y de infarto ayudando a vencer las enfermedades cardíacas, neutraliza las placas de ateroma formadas en las arterias, mejora las funciones metabólicas, los compuestos fenólicos son poderosos antioxidantes, contiene vitamina E y permite hacer frente a los radicales libres y el envejecimiento, actúa sobre la fijación del calcio en los huesos, la mejora digestiva y bloquea la acción del oncogén HER-2neu y por ello puede ser interesante frente al cáncer de mama.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Muchos vírgenes han de someterse a refinación por su elevada acidez o sabor desagradable y en este caso el aceite pierde cualidades. Por ello mejor siempre aceite de oliva virgen extra. Dice el refrán “Para ser extra virgen, del olivo a la prensa y de ésta a la despensa”.

Dejar respuesta