Cáncer de mama, la dieta como prevención (2ª parte)

0
25

La dieta en la prevención del cáncer de mama. Si hacemos un recorrido mínimo por los trabajos científicos publicados los últimos tiempos, nos encontramos con lo siguiente: el prestigioso Journal of the National Cáncer Institute , publicó un trabajo de investigadores estadounidenses realizado en mujeres griegas, y aseguran que las mujeres que tenían la costumbre de tomar aceite de oliva virgen de forma habitual, tenían un 25 por ciento menos riesgo de padecer cáncer de mama que aquellas que consumían este alimento con menos frecuencia, incluso tan sólo una vez al día.

El mismo Journal of the National Cáncer Institute hacía referencia de los efectos protectores de los fitoquímicos de un buen numero de alimentos entre ellos los tomates, el maíz, los pepinos, los melones, las frutas del bosque, las manzanas, las peras, las pasas, el limón y la lima, o cualquier fruta en general, que contienen alfacarotenos, betacarotenos y licopeno, y verduras de hoja verde como las espinacas, y las anaranjadas como las zanahorias que contienen luteína, betacarotenos y zeaxantina, y también el repollo y toda su familia – coliflor, coles de Bruselas, lombarda, brécol…- ricos en  sulforano e indoles.

También la soja , según revelan la revista médica Lancet y otras, contiene genisteína, e isoflavonoides responsables al parecer, de la menor incidencia del cáncer de mama en los países asiáticos. La fibra , presente en frutas, verduras, cereales integrales y frutos secos, se recoge en un estudios publicado por American Journal of Clinical Nutritión , y dice que las mujeres finlandesas tienen la mitad de riesgo de cáncer de mama que las norteamericanas, al parecer porque consumen 30 gramos de fibra al día, en comparación con los 14 gramos de las estadounidenses, confirmando que la fibra protege la enfermedad.

Otro objetivo es reducir el consumo de grasa a un máximo del 20 por ciento de las calorías objeto de un macroestudio llevado a acabo por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos , porque muchos estudios demuestran que se da menos cáncer de mama en los países donde se comen menos grasas saturadas de origen animal. También se sabe que pesar de más , o lo que es lo mismo un exceso de grasa corporal aumenta el riesgo de cáncer de mama, puesto que la grasa es una fábrica de estrógenos y ése bombardeo constante puede terminar haciendo que el tejido mamario se convierta en canceroso, según un estudio publicado también en el Journal of the National Cáncer Institute , marcando un objetivo final : estar delgada.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

No hay que olvidar que no hay dieta anticáncer, ni que lo cure una vez que ha hecho su aparición. Pero cumplir una serie de recomendaciones alimentarias puede prevenirlo. Así lo han definido la Sociedad Americana del Cáncer o el Programa Europeo contra el Cáncer, y debemos tenerlo en cuenta.

Cáncer de mama, la dieta como prevención (1ª parte)

Dejar respuesta