El Café, Alimento Saludable

0
12

El café cuya planta es originaria de Etiopía aunque su cultivo y uso como bebida parece que viene de Yemen, llegó a Europa a la República de Venecia en 1615, luego a Alemania( Bach compuso su pieza musical Cantata del café), a Francia Viena y Londres y luego a América del Sur y Africa hacia mediados del siglo diecinueve, consagrando dos especies fundamentales: arábica, más fino, aromático y bajo en cafeína, y robusta, café africano, fuerte, sabroso y con más cafeína.

Después del agua y el té, es la bebida que más se bebe en el mundo y está totalmente integrado en nuestra cultura, y la reciente aparición de muchos estudios científicos tratan de aclarar más sobre el café.

El café es antioxidante

Porque tiene sustancias bioactivas para la salud como los ácidos fenólicos (caféico, químico) que ayudan a luchar contra los radicales libres y a hacer frente al estrés oxidativo de las células. Se ha demostrado que los polifenoles antioxidantes protegen frente a las enfermedades cardiovasculares y la diabetes 2.

Reduce la aparición la aparición de diabetes 2, como avalan numerosos estudios epidemiológicos, debido a sus compuestos clorogénicos que originan nuevos cuerpos como las quinolactonas.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Protege según refieren estudios del National Cáncer Institute, de Estados Unidos contra el cáncer de hígado consecuencia de la hepatitis C, siempre que su consumo no pase de tres tazas diarias. Es estimulante y tiene cierto poder diurético y laxante y reduce la sensación de fatiga. Favorece algunas capacidades cognitivas, como la de concentración. Es un bebida muy poco calórica. Cuando se toma café durante el día de forma moderada no produce insomnio pero si se hace antes de ir a la cama puede haber problemas, aunque en éste aspecto, no somos todos iguales y algunos toman café y duermen como lirones.

Los estudios dicen que cuando se toma café, hay un ligerísimo aumento de la tensión arterial, menor incluso que algunas actividades diarias normales. Puede provocar molestias gástricas a personas sensibles y debe evitarse si hubiera reflujo gastroesofágico. Dosis altas no son recomendables ni en café, ni en vino, ni en chocolate, ni en carne, etc. En el caso del café, depende del tipo, del modo de prepararlo, del hábito a tomarlo y de la sensibilidad personal de cada uno. Dos-tres cafés diarios es aceptable, hasta 300 mg. de cafeína, tomar más puede provocar nerviosismo, taquicardia, insomnio e incluso problemas digestivos. La dosis de café es personal y el límite parece claro.

Dejar respuesta