El estrés (2ª parte)

1
4

Resumimos varios alimentos que ayudan y protegen del estrés: Plátano, muchas vitaminas B, A y con sólo un plátano obtienes 1/5 de la necesidad diaria de vitamina C. El alimento mejor para el sistema nervioso. Mango, una excelente fuente de triptófano y su vitamina B6 es estupenda para luchar contra el insomnio. Almendra, tiene vitaminas del grupo B regeneradoras, cobre, hierro, fósforo, calcio y potasio. 5-10 almendras al día. Pasta, aumenta la glucosa sin bajón por lo que se recomienda en situaciones en el que el cuerpo pide carbohidratos de absorción lenta. Con tomate, sacia y es excelente contra el estrés.

Pipas de girasol, contienen vitaminas grupo B, hierro, ácido fólico y grasas buenas insaturadas. Pimiento, rico en triptófano, vitamina C y potasio previene y alivia el estrés. Lechuga, es estupenda por las vitaminas A y E, ácido fólico, calcio, potasio, y sobre todo un principio llamado lactucarium, calmante sobre el sistema nervioso central (los romanos la comían al mediodía y luego echaban la siesta). Chocolate, una onza (70% cacao) al ir a la cama con un vaso de leche templada y desnatada. Contiene magnesio y sacarosa y produce sensación de bienestar y liberación de endorfinas.

Leche desnatada, es un alimento rico en triptófano esencial para la síntesis de la serotonina, que ayuda a reducir el estrés. Un vaso de leche desnatada antes de dormir ayuda a conciliar el sueño. Yogur, aporta vitaminas A, B2, ácido fólico y B12, calcio, fósforo, magnesio, zinc y potasio, y ocho aminoácidos esenciales entre ellos el triptófano. Una maravilla.

Alimentos desaconsejados para el estrés

Las bebidas que contienen cafeína, como el café, provocan aumento en la secreción de adrenalina, lo que explicaría ciertos síntomas como tensión nerviosa, irritabilidad e insomnio, y desde luego, efectos en la secreción de adrenalina y reducen la absorción de zinc y de hierro. El alcohol y el tabaco, al igual que la cafeína, interfiere en la correcta bioquímica cerebral y los ciclos normales de sueño. También el azúcar y la harina blanca aumenta la secreción de adrenalina y lo mismo se puede decir de la sal de mesa, la carne y productos cárnicos si se toman mucho pueden aumentar los riesgos cardiovasculares del estrés crónico.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Otros factores

Procurar hacer ejercicio con regularidad y en cuanto sea posible vivir la naturaleza, el campo y el mar. Una dieta saludable contiene los nutrientes que requieren los sistemas orgánicos pero puede que no en cantidad suficiente, y por ello, quizá haya que apoyarla como un todo. Incluso las mejores dietas no proporcionan una nutrición adecuada para reparar los sistemas orgánicos dañados o agotados. Dormir 8 horas al día. Dedicar 15 minutos a la meditación o la yoga o pasar 10 minutos relajado en la bañera. Pasear.

Suplementos contra el estrés

Consultar con el médico la toma de vitaminas del grupo B, minerales y aminoácidos como L-glutamina, taurina y tirosina. Considerar la toma de prebióticos bacterias lácticas beneficiosas. Cápsulas de ginseng coreano, infusiones de manzanilla, valeriana, pasionaria e hipérico van bien para el estrés.

El estrés (1ª parte)

1 Comentario

Dejar respuesta