El pescado, fundamental para nuestra salud (1ª parte)

0
11

Los pescados, sabrosos y aceptados frutos de mar y de los ríos, representan un papel fundamental en el placer de comer y en la nutrición humana. España posee una de las tasas de consumo más altas del mundo alrededor de 35,5 kilos persona y año, (Panel de Agricultura, 2006) solo por detrás de Japón (70 kilos por cabeza y año, Islandia con 60 kilos, y Dinamarca con 56 kilos), cifra que triplica la media mundial y casi dobla a la europea donde apenas se consumen 15 kilos de media, pero también hay países, sobre todo en Asia, en los que más del 50% de las proteínas de origen animal consumidas proceden del pescado.

Euskadi, paraíso del consumo pesquero, supera al resto de España y llega a 42 kilos persona y año a razón de 110,4 ± 2,6 g/hab/día, correspondiendo a un 98,9 % de población consumidora, con una ingesta usual de 4 raciones/semana. Se consumen 63,8 g/día de pescado blanco y 28,6 g/día de pescado azul y las preferencias se orientan a la merluza (75%), anchoas (72%), bacalao (63%) pescadilla (60%) y gallo (54%). El gasto en pescado ocupa el tercer lugar en la cesta de compra con el 11,9% detrás de las carnes y cárnicos con el 26,6%, y la leche y derivados con 12,3%.

Desde la década de los 60 se ha demostrado que una alimentación rica en EPA, o eicosapentanoico y DHA o docosaexanoico, llamados también Omega-3, disminuye las cifras de colesterol y triglicéridos. Fue a mediados de los sesenta cuando estudios epidemiológicos de investigadores daneses sobre la dieta de los esquimales de Groenlandia hicieron más rotunda esta relación.

En primer lugar vieron la escasa incidencia de la arteriosclerosis entre los esquimales, a pesar de que su alimentación contenía tanto colesterol y grasas como la danesa y también constataron que la muerte por infarto de miocardio era prácticamente nula en Groenlandia, lo mismo que la diabetes, las enfermedades reumáticas, la psoriasis, y algunas enfermedades alérgicas. Estudios japoneses de los años ochenta ratificaron estos datos al apreciar que los pobladores de algunas costas que consumían casi exclusivamente pescado, presentaban características similares a los esquimales, mientras los habitantes del interior que consumían otro tipo de proteínas (carne, huevos, leche,), presentaban cuadros patológicos propios de los países occidentales desarrollados.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Los ácidos grasos omega-3 tienen múltiples virtudes para nuestra salud:

  • — Disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.
  • — Disminución de la agregación plaquetaria.
  • — Descenso de la presión arterial sanguínea sobre todo si se padece hipertensión
  • — Efectos beneficiosos frente a enfermedades inflamatorias y autoinmunes.
  • — Mejora de la dermatitis seborreica infantil y de la dermatitis pañal.
  • — Efectos beneficiosos frente a enfermedades asmáticas
  • — Efectos beneficiosos frente a aterosclerosis
  • — Efectos beneficiosos frente a enfermedades coronarias
  • — Prevención y tratamiento general de enfermedades cardiovasculares.
  • — Protección de los fumadores frente a la Enfermedad Pulmonar Crónica Obstructiva.
  • — Efecto inhibitorio frente a varios tipos de cáncer de colón, pulmones, páncreas y estómago.
  • — Mejoran el sistema inmunitario.

El pescado, fundamental para nuestra salud (2ª parte)

 

 

Dejar respuesta