El yogur, un buen alimento

0
2

El consumo de yogur, como el de pan o vino, va a la baja hace años el yogur desde unos 12 kilos per cápita hace diez años hasta los 9,1 actuales también a la baja, mientras por otro lado se consumen más leches fermentadas. Los niños pequeños toman yogures preparados no con leche de vaca entera sino con una adaptada para ellos y a partir de 8-9 meses pueden tomar el yogur de los adultos, siempre por indicación de los pediatras.

Pero nuestra preocupación viene de que el yogur, un buen alimento hecho con Lactobacilus y Streptococcus thermophilus, suficientemente ácido en el intestino, se ha convertido en un postre más con bifidobacterias, L. acidophilus, L.casi y otros repleto de trozos de fruta y sabores.

Muchas personas que tienen intolerancia a la lactosa de la leche digieren bien el yogur, reduce la diarrea causada por gérmenes resistentes a algunos antibióticos, beneficia a las personas con procesos inflamatorios intestinales como la colitis ulcerosa, ayuda a muchos niños con dermatitis, levanta las defensas generales del organismo, tiene pequeñas cantidades de ácido fólico y B12 lo que es positivo y siguen adelante los estudios que lo hacen bueno para inactivar sustancias cancérigenas presentes en el intestino.

El yogur para ejercer su acción beneficiosa debe contener al menos unos 10 millones de bacterias viables por gramo. El calcio de los yogures es particularmente aprovechable porque lo mejor, aunque a nosotros nos gusta el yogur más acido, otros fabricados por la lactobacteria concretas también son eficaces. También esta en el mercado.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Según el NRA, de Francia, las bacterias del intestino son nuestro segundo genoma y conforman el “metagenóma”  porque con la higiene excesiva y los antibióticos hemos conseguido erradicar ciertas enfermedades pero también bacterias beneficiosas. El yogur es el camino.

 

Dejar respuesta