Ensaladas troceadas y envasadas

0
8

En pocos años hemos pasado de que nuestras ensaladas fueran solo de tomate, lechuga y cebolla con su aliño, a las ilustradas que incorporaron bonito, aceitunas, queso, embutidos, frutos secos, aguacate, etc. y un aliño más sofisticado si cabe con aceites personalizados y vinagres de Jerez o Módena, a las troceadas y envasadas listas para consumir, presentadas en una bolsa sin que el comprador tenga que hacer otra cosa que sacarlas del envase y aliñarlas. Llevan ingredientes muy variados, como lechuga Iceberg, zanahoria, col lombarda, escarola lisa, escarola rizada,  radiccio, lollo rojo, rúcula, lechuga Batavia, remolacha, pimiento verde, canónigos, berros, picatostes e incluso salsas.

También se presentan en barquetas que llevan cualquiera de los ingredientes indicados, atún, aceitunas verdes o negras, tomates “cherry” y maíz, a los que se les puede añadir salsas de queso azul, salsa vinagreta, salsas de ajo y cremas de espárragos, champiñones y Vichyssoise. Son lo que se llama alimentos de la cuarta gama, crudos, envasados y conservados a temperaturas inferiores 5º C, a disposición de los compradores en los expositores refrigerados de los establecimientos  de alimentación.

Las bolsas de ensaladas envasadas contienen

Entre 175 y 250 gramos de productos, como para dos o tres personas, aunque existen envases mayores para restauración que pueden contener entre 1.000 y 5.000 gramos de producto, y se presentan en bolsas con atmósfera modificada de una mezcla de gases inocuos, casi siempre oxígeno o dióxido de carbono, cuya finalidad es alargar su vida útil.

Como son productos que deben llevar fecha de caducidad, al adquirirlos es conveniente observar este dato, así como que la temperatura de refrigeración sea la adecuada y en caso de observar rotura o perforación abstenerse de adquirirlas. Las hojas de las hortalizas deben mantener su color vivo y si el envase estuviera hinchado, puede indicar que tiene alteraciones o fermentaciones anormales. Una vez en casa, cuando abra el envase, huélalo y verifique su idoneidad para consumirlo. Frescas, naturales y cómodas de preparar, las ensaladas preparadas y envasadas cada día se integran más en la vida del consumidor con prisas.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Dejar respuesta