Fresas, la aspirina roja

0
8

Aunque todos los tipos de fresas que se presentan en nuestros mercados pertenecen a la misma familia, pueden agruparse según tamaños en: fresas del bosque o silvestres, perfumadas, bastante dulces y no demasiado jugosas; fresas cultivadas, pequeñas y aromáticas con sabor pronunciado y jugosas; y fresón, más dulce ya que contiene más azúcar. La provincia de Huelva produce el 70% del volumen nacional de fresones, y la comarca del Maresme (Barcelona), Valencia y Extremadura tienen importantes fresales.

Actualmente las más comercializadas son las de cultivo intensivo, que con ayuda de los invernaderos tienen presencia en los mercados todo el año, pero es en marzo cuando aparecen las primeras de color uniforme, sin la corona verde alrededor del pedúnculo, y perfectamente maduras. Sus propiedades curativas las conoció Linneo, que en 1750, afirmaba haberse curado de la gota con un régimen exclusivo de fresas, el científico Fontenelle murió con más de noventa años y achacaba su longevidad a las fresas que consumía, Mantegazza, sabio italiano, combatía el ácido úrico con el rojo producto y Raimundo Llull la aconsejaba para combatir la anemia.

Aportan apenas 30 calorías por 100g. mucha agua e hidratos de carbono, bastante fibra que mejora el tránsito intestinal, mucha vitamina C (más que la naranja), vitamina E ambas buenos antioxidantes, flavonoides rojos que luchan contra los radicales libres capaces de producir cáncer y facilitan la circulación arterial y venosa, ácido fólico que interviene en la producción de glóbulos rojos y potasio un buen diurético, calcio y magnesio equilibradotes del impulso nervioso.

Contienen ácido salicílico, por eso le llamamos la “aspirina roja”, por lo que es especialmente recomendable a los enfermos de artritismo y gota, facilita la eliminación de acido úrico, produce efecto hipotensor y se le considera un regulador de las funciones hepáticas, y betacarotenos de buen papel en la prevención cardiovascular. La cura de fresas, para depurar el organismo, consiste en comer hasta kilo y medio durante dos días, repartidas en tres tomas, acompañadas de zumo de naranja, miel o yogur natural y aportan muchas vitaminas y minerales. Los salicilatos de la fresa pueden provocar reacciones alérgicas en personas sensibles.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

 

Dejar respuesta