Cerezas y fresas, antioxidantes para luchar contra los radicales libres

0
27

Las cerezas y fresas proceden de la región eurosiberiana, mientras el fresón, considerado una variedad de la fresa, proviene de dos especies americanas que se mezclaron a su llegada a Europa. Las fresas apenas aportan 35 calorías, 7 g. de azúcares de buena calidad (levulosa que toleran bien los diabéticos), menos de un gramos de proteínas y 0,5g. de grasas. El 90% es agua y 2,5g. de fibras (pectina y lignina bien soportadas por el intestino), un poco de magnesio (15mg.), calcio (40mg.), hierro (0,5mg.) y bastante potasio (150mg.). Contienen betacarotenos (40 mcg.), bastantes vitaminas del grupo B sobre todo ácido fólico o B9 y C (60 mg.), y un poco de vitamina E (0,2 mg).

Curiosamente, los ácidos cítrico, málico y láctico contienen una sustancia parecida al ácido salicílico de la aspirina, por lo que algunas personas con dolores articulares sienten alivio después de comerlas. Son ligeramente laxantes, y estimulan las reacciones de defensa del organismo.

Las cerezas aportan unas pocas calorías más

65 en total, 15g. de azúcares, algo más que un gramo de proteínas y parecida grasa. El 80% es agua y contienen alrededor de 2g. de fibras, mucho potasio buen diurético (250mg.), un poco de calcio (20mg.), hierro (0,5mg.) y magnesio (12mg.). Contienen betacarotenos o provitamina A (400mcg.) vitaminas del grupo B sobre todo ácido fólico (9 mcg.), y otro poco de vitaminas C (15mg.) y E.

Son ricas en pigmentos antociánicos que les dan un bonito color y tienen buenas propiedades para el aparato circulatorio. Laxantes, depurativas, remineralizantes, son antiartriticas y antirreumáticas porque reducen los niveles sanguíneos de ácido úrico (gota), y como las fresas contienen ácido salicílico que al igual que la aspirina su efecto es calmante.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

La guinda es también el fruto carnoso del cerezo común, de piel rojiza y negruzca, de carne blanda y rugosa aunque sabor más ácido, mientras las picotas también de la familia, son dulces, redondas y puntiagudas en su base, sin rabito o pedúnculo. Fresas y cerezas tienen un gran valor antioxidante para luchar contra los radicales libres y las enfermedades, porque contienen las tres vitaminas fundamentales, A, C y E.

Dejar respuesta