Higos y brevas, considerados fruta-salud

0
6

Los higos y brevas tienen su origen en Asia Menor, en los alrededores del Mar Egeo, y se consumieron con aprecio en algunas culturas como la egipcia. Como el algarrobo, el almendro y el olivo está muy arraigado a los secanos mediterráneos. El fruto de la higuera es blando, piriforme y lobulado, piel suave verdosa, negra o morada y sabor dulce. Las higueras cultivadas se clasifican según den una o dos clases de frutos al año, en bíferas o brevales que dan frutos en junio – julio (brevas) – por San Juan brevas y por San Pedro las más buenas -, y en agosto – septiembre – octubre (higos) – por San Miguel los higos son miel; y en higueras comunes, que sólo dan una cosecha en agosto – septiembre.

Las primeras  son más apreciadas y su cultivo se va extendiendo mientras las otras son las que existen de forma espontánea en muchos huertos. Aporta muchos azucares y apenas proteínas y grasas, bastantes fibras, muy rico en calcio y potasio y menos en hierro y magnesio. Contiene betacarotenos o provitaminas A, un poco de C y grupo B con ácido fólico, y muchas calorías unas 100 por 100g. La presencia de betacarotenos y vitaminas C antioxidantes, y buenas fibras, hacen que se considere una buena fruta – salud.

Higos y brevas son energéticos, tonificantes y remineralizantes

Diuréticos cuando son frescos y un buen tratamiento del estreñimiento en combinación con ciruelas. La digestibilidad depende de su madurez, de su grado de acidez y contenido en celulosa, y por ello, es muy importante comerlo maduro. Por su riqueza en azúcares convienen a deportistas, niños y mayores, y están formalmente contraindicados para los obesos. En la medicina popular, los higos son pectorales, ablandan la tos – el higo, las pasas y los dátiles son las tres frutas béquicas o pectorales,  depuradores.

 

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Dejar respuesta