La obesidad infantil, la prevención comienza en la infancia

Por hace
La obesidad infantil, la prevención comienza en la infancia

Estas líneas sobre la obesidad infantil van dedicadas a los padres y de paso, naturalmente, a los niños. Zampabollos, gordito relleno, tonel, mofletudo, bola de sebo, gordinflón… son algunas de las lindezas que oyen los niños en el cole, se ríen de ellos y lo pasan muy mal.  Una idea: nunca es demasiado tarde para empezar a ocuparse de los niños, y nunca es pronto porque la prevención comienza en la infancia. Entre seis y diez años, los niños tienen ya muy desarrollada su capacidad de razonar y son muy receptivos a los argumentos que les pueden transmitir sus padres sobre hábitos saludables.

Y los gordos no están sólo en Estados Unidos, porque aquí en el paraíso de la dieta mediterránea, las cifras hacen temblar. En abril de 2007 unos abuelos asturianos perdieron temporalmente la custodia de su nieto, un niño de 10 años y 100 kilos de peso, y el Gobiernos de Asturias se hizo cargo temporal de su tutela para someterlo a una dieta de adelgazamiento y recuperar el peso normal de su edad. El crecimiento de la obesidad infantil es enorme y preocupante: hace 15 años, sólo el 5% de los niños era obeso, y ahora los niños y jóvenes de 2 a 24 años llega al 16,1% y la de sobrepeso al 18,4%, es decir una tercera parte de los niños y jóvenes tienen un peso superior al que correspondería a su edad, sólo por detrás del Reino Unido, el país europeo con mayores cifras de obesidad infantil, Italia, Malta y Grecia.

El asunto es tan importante que la OMS lo ha decretado epidemia mundial, 1.000 millones de adultos presenta sobrepeso y 300 millones obesidad. El sobrepeso y la obesidad de los pequeños depende de circunstancias complejas en las que intervienen factores genéticos difíciles de abordar, ambientales y de trato diario, socioeconómicos, psicológicos… Si los padres enseñan, el niño aprende y la base está fundamentalmente en el cambio de hábitos. Los niños, en buena parte por influencia de los padres, abandonan actitudes elementales como el consumo de frutas, verduras, legumbres y pescado, a favor de la comida rápida, bollería y “chuches”, y por lo que respecta al sedentarismo, las actividades físicas de siempre desaparecen a favor de sentarse ante la tele o los videojuegos.

Razones

● Según la OMS la obesidad y el sobrepeso han alcanzado caracteres de epidemia a nivel mundial. Más de mil millones de adultos tienen sobrepeso y de ellas más de 300 son obesas, como hemos indicado.
● Sólo el 7,5% de los niños toman un desayuno equilibrado compuesto por leche, fruta o zumo y cereales o pan, y los expertos coinciden en la importancia de la primera comida del día, bien hecha, para prevenir la obesidad infantil. Algunos niños con 5 años todavía toman biberón para desayunar.
● La preocupación por la prevalencia que la obesidad adquiere a nivel mundial se debe a la asociación con enfermedades de nuestro tiempo, como las cardiovasculares, diabetes 2, hipertensión arterial y algunos tipos de cáncer.
● De los diez factores de riesgo identificados por la OMS, cinco están relacionados con la alimentación y el ejercicio físico, y entre ellas, el consumo insuficiente de frutas y verduras.
● Se calcula que un tercio de los preescolares y la mitad de los niños con obesidad, la padecen de mayores, y cuando crezcan serán más propensos a desarrollar diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y respiratorias y ciertos tipos de cáncer.
● Los españoles, junto a los ingleses, son los que más horas pasan ante la televisión, tres y media al día, y hacen una horita más de videoconsola, con el resultado final claro: una tarde tras otra sin moverse. El gran problema está en sus padres.
● Son niños pero no tontos, hay que enseñarles a cocinar y a comprar de forma sana. Saben lo que les engorda, y de nada les sirve privarse del donut o de la chocolatina en el recreo si, cuando llegan a casa tienen pizza y patatas fritas para cenar.

Pautas a seguir para prevenir la obesidad

● Comer de todo. Una alimentación variada es siempre sana.
Dar mucha importancia al desayuno “la comida más importante del día”.
● Legumbres, cereales (pan, pasta, arroz….), patatas, pescado, lácteos, algunas carnes y frutas y verduras siempre con aceite de oliva virgen, deben formar parte de la dieta de los niños.
● Moderar el consumo de grasas saturadas, (mantequilla, quesos, carnes grasas, embutidos, algunas margarinas) y el de grasas “trans” (algunas margarinas, bollería industrial, aperitivos, galletas, precocinados…, en cuyo listado aparece el término “aceite vegetal” parcialmente hidrogenado, o sencillamente “grasa vegetal” sin identificar.
● Tomar todos los días frutas, zumos, verduras y hortalizas.
● Moderar el consumo de golosinas, dulces, refrescos, y comida  “chatarra”
● Reducir la sal y que los niños tomen sal yodada.
● Hacer ejercicio físico o caminar 30 minutos diarios. Los niños deben participar en deportes comunitarios. ( futbol, baloncesto, tenis, gimnasia rítmica, natación).
● Involucrar a todos los miembros de la familia en las actividades de los niños.
● Los expertos dicen que los niños no deben ver la televisión más de una hora y media al día, y recomiendan, si es posible, caminar hasta el colegio y evitar las actividades sedentarias.
● No darles dinero para que se compren comida en la escuela y mejor prepararles un “bocata” (de chocolate oscuro, jamón, queso, embutido).
● Según la Asociación Europea para el estudio de la Obesidad, los costes de ésta enfermedad suponen un 8% de los presupuestos sanitarios europeos, 2000 millones de euros en el caso de España. En Estados Unidos, 78.000 casos de cáncer se han atribuido a éste problema. Por ello, es obligado exigir atención y dedicación de las Administraciones Públicas a éste problema, y en USA saben los norteamericanos que Obama resolverá el tema de las hipotecas basura y otros bancarios, pero difícilmente resolverá el problema fundamental de aquel país: los obesos.
● El problema afecta a unos 14 millones de niños en la U.E y los expertos están muy preocupados porque se ha pasado de la tradicional dieta y cocina mediterránea a otra de demasiado rica en grasas y azúcares.

La obesidad infantil, su prevención comienza en la infancia.

 

 

 

 

 

Valore este artículo si le ha sido de ayuda o le ha gustado...
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 2,00 out of 5)
Loading ... Loading ...

Sobre Jesús Llona Larrauri

El Dr. Jesús Llona Larrauri es experto en Alimentación, Nutrición, Sanidad y Bromatología, miembro de la Real Academia de Medicina del País Vasco, de la Fundación Española de Nutrición, de la Academia Vasca de Gastronomía (1994-2006). Leer más sobre Jesús Llona Larrauri

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Close
Seguir a Nutritelia en las redes sociales
Si desea estar informado/a de los consejos nutricionales de Nutritelia pulse en su red social