La pasta, una buena base para el equilibrio nutricional

0
2

Los platos de pasta constituyen una de las comidas de la cocina mediterránea con gran pasado histórico, convirtiéndose en las últimas décadas en platos de vanguardia. La pasta gusta y no solo es placer sino que supone una buena base para el equilibrio nutricional. Las pasta está muy relacionada con la cocina italiana y se basa en la famosa leyenda de que la trajo Marco Polo, en uno de sus viajes a Oriente, sobre todo a China, o en otra que cita a los árabes como los introductores en Italia.

La pasta es el producto resultante de la desecación de una masa no fermentada, al contrario que el pan, hecha con sémolas o harinas de trigo duro o de trigo candeal, sus mezclas, y agua. Actualmente existen más de 50 variedades de pasta, macarrones, espaguetis, etc. clasificadas en larga y corta, que llevan huevo, gluten, tomate, espinacas, leche, ajo, verduras y carnes, setas, queso…, sin olvidar la pasta fresca cuyo periodo de caducidad es más corto. Debe cocerse en olla o puchero grande, en agua hirviendo, con sal y un poco de aceite de oliva, siempre al dente, hecha por dentro y con una cierta resistencia en los dientes.

Los italianos, golosos consumidores de pastas al dente, se enfadan cuando comprueban la invasión existente de pastas elaboradas con trigo tierno que las deja blandas y sin punto en la cocción. Cuando es simple, contiene un 75 por 100 de hidratos de carbono, con almidón el glúcido complejo por excelencia de la nutrición. Una cualidad importante de los glúcidos de la pasta es que la glucosa que forma el almidón pasa a la sangre más lentamente que los de otros alimentos, no se producen altibajos en la glucemia o glucosa en sangre, y es buena para los deportistas y personas de actividad, porque la sangre es un almacén de glucosa para sus músculos.

Una de sus más claras contraindicaciones es la intolerancia la gluten, y se aconseja que, por cautela, este alimento no se introduzca de forma precoz en la alimentación infantil. En este sentido, la Sociedad Europea de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica aconseja que los alimentos que contienen gluten se retrasen en la alimentación infantil hasta los cuatro, o mejor seis meses de edad del niño.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

En la obesidad, no está contraindicada, porque no engorda como se ha creído y su consumo impide la presencia de grasas, e incluso en el colesterol alto cuando se consume 2-3 veces por semana condimentado con aceite de oliva. Contiene alrededor del 12 por 100 de de proteínas en forma de gluten y apenas el 1,5 por 100 de grasas compensando el modelo alimentario de muchas personas, a condición de no condimentar la pasta con queso u otros alimentos ricos en grasas saturadas.

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta