Las leches enriquecidas pueden ayudar a equilibrar ciertas deficiencias

0
7

Aunque la leche es, en sí misma, un buen alimento que contiene proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales y vitaminas de calidad, los últimos tiempos han aparecido en el mercado una serie de productos con base en leche, que ofrecen además de lo indicado otros como omega-3, fibras, más vitaminas, calcio, proteínas y minerales que las propias del producto, e incluso existen leches bajas en lactosa. ¿Son interesantes para el consumidor?. ¿Ayudan o resuelven problemas carenciales?.

Lo primero que llama la atención es que existen en el mercado diferentes envases de leche con lo mismo, es decir por ejemplo, “leche desnatada enriquecida con ácidos grasos omega-3”, expresado de forma distinta, o en el caso de leche con fibra añadida dice “leche con fibra añadida”, o dicho de otra forma “leche con oligo-fructosa”, que es lo mismo pero menos claro para el consumidor, y esto a veces se complica con la indicación “leche desnatada” o “leche semidesnatada”, con el matiz importante de la grasa.

A su favor, que en general y en el etiquetado, explican de forma suficiente las propiedades nutritivas, y en el caso de la leche con omega-3 que se encuentran originariamente en el pescado, los mariscos, aceites de soja y linaza, y diversas verduras, sus cualidades reconocidas en la prevención de la disminución del colesterol y triglicéridos en sangre, agregación plaquetaria, presión arterial, efectos beneficiosos frente a las enfermedades inflamatorias y autoinmunes, algunos tipos de dermatitis, enfermedades coronarias y varios tipos de cáncer.

Cuando está enriquecida en fibras solubles, ayuda a descender el colesterol y tiene efectos positivos sobre el movimiento intestinal; si contiene calcio proporciona este mineral para combatir la osteoporosis; si lleva añadidas vitaminas y minerales es un producto que mejora el déficit de aquellos, y si es baja en lactosa, quiere decir que es adecuada para aquellas personas que tienen falta de una enzima digestiva llamada lactasa, y no digieren bien la leche con lactosa, que es el azúcar de este alimento. Lea la composición de lo que compra, que sea lo más conveniente a sus intereses, y valore el término CDR (cantidad diaria recomendada) en relación al consumo del producto. Las leches enriquecidas pueden ayudar a equilibrar ciertas deficiencias causadas por los hábitos alimentarios y modernos.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Dejar respuesta