Protección solar, también a través de nuestra alimentación

0
8

La importancia de la protección solar. Acaba de aparecer el trabajo Tendencias de la mortalidad en España, un estudio epidemiológico del Instituto de Salud Carlos III, en el que se hace una referencia a los peligrosos rayos de sol en verano, porque cada uno de ellos lleva una advertencia: quemaduras, insolaciones, afecciones oculares, alteraciones del sistema inmunitario, envejecimiento cutáneo prematuro, y cáncer de piel, que aumenta un 8% cada año.

Según la Asociación Española contra el Cáncer en 2003 se diagnosticaron 3.200 casos fundamentalmente femeninos, y los últimos datos de Ministerio hablan de que en 2003 se produjeron 761 muertes por melanoma. España, después de Australia, lidera la incidencia mundial de tumores (epiteliomas, carcinomas de células basales y de células espinosas) y el cáncer se ha convertido ya en el primer motivo de consulta.

Los expertos nos dicen que para protegerse del sol

Beba mucho líquido mientras toma el sol; no esté quieto, muévase; no tome el sol entre las 12 y 4 de la tarde; utilize un protector solar adecuado cada 2-3 horas; y proteja especialmente la piel de niños y adolescentes. Los nutricionistas indican que la protección solar y el bronceador pueden estar en su plato.

Los betacarotenos son sustancias precursoras de la vitamina A, que protege la piel contra los daños causados por la radiación solar y el envejecimiento cutáneo, neutralizando los radicales libres, y están en la zanahoria, melocotón, mango, albaricoque, melón y tomate, espinacas, calabaza y kiwi , y ayudan favoreciendo la producción de melanina.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

La vitamina C frena los radicales libres combatiendo los daños sobre las fibras de colágeno y elastina, presente en cítricos, frutas rojas y algunas tropicales como kiwi, mango y papaya, y coles, coliflor, pimientos, espinacas y perejil. La vitamina E, antioxidante, actúa como guardia de seguridad en las células, presente en el aceite de oliva virgen, girasol, gérmen de trigo, frutos secos, aguacate y yema de huevo.

Acidos grasos omega-3, protegen la piel de la deshidratación, están en nueces, gérmen de trigo, pescados azules. Minerales como el selenio, un poderoso antioxidante presente en las nueces o kokitos de Brasil, levadura de cerveza, ajos y cebollas; azufre, que ayuda al mantenimiento de la salud de la piel, en ajo, cebolla, espárragos y pescado; y zinc, que favorece la cicatrización de heridas y quemaduras, presente en nueces, hígado, gérmen de trigo y mariscos.

Receta para un batido como protección solar:

1 naranja, 1 zanahoria mediana, 1 cucharita de gérmen de trigo y otra de aceite de girasol o de oliva.

El té verde y sus polifenoles, según estudios recientes publicados en “Oncogene” e “Intern. Journal of Cáncer” protegen contra los efectos adversos de la radiación ultravioleta. Y no olvidar, cinco raciones de frutas y verduras todos los días, con más razón en verano porque nos ayudarán en la protección solar.

 

Dejar respuesta