La tempura, rebozado de textura fina, crujiente y ligera

0
21

La tempura está de moda como la cocina japonesa. A nosotros nos recuerda el rebozado de las frituras y dicen que fue introducida por los misioneros jesuitas en aquel país a mediados del siglo XVI. El origen de la tempura viene de la palabra témporas cuando durante la abstinencia los sacerdotes freían pescado rebozado por no poder incluir carne en las comidas y así, los japoneses empezaron a divulgar la fritura no sólo del pescado sino de la verdura.

Desarrollada por la cocina japonesa que la ha extendido por todo el mundo, se hace con una harina especial muy suave y fina que se mezcla con agua con gas fría o levadura de cerveza hasta conseguir una masa de textura ligera y espumosa, en la que se rebozan verduras, pescados y mariscos y se fríen en abundante aceite bien caliente. El método básico se ha ido refinando a través de los siglos, utilizando harinas muy finas, aceite de calidad y la temperatura de este ultimo cuando se mezclan los ingredientes para rebozar. El momento en que se sirve la tempura ya hecha es muy importante justo cuando los comensales están sentados porque su mérito esta en llegar a la mesa caliente, sin rastro de grasa, con la capa exterior dorada pero casi transparente, crujiente, y el interior tierno y jugoso.

En Japón y en Europa se hace tempura de calamares, langostinos, vieiras, merluza, congrio, pimientos, cebolletas espárragos… aunque a veces se llama tempura a un rebozado. Para que la tempura tenga buena presencia se suelen cortar los ingredientes de manera que ofrezcan a la masa una amplia superficie para prenderse. Garbiñe Badiola la prepara hace más de 30 años disolviendo en una cerveza muy fría unos 300 gr. de harina de trigo muy fina, sal y azúcar, y trabaja constantemente hasta lograr una pasta homogénea. Tapa el recipiente y lo deja reposar unas 2 horas, para utilizar seguido. VER UNA RECETA DE TEMPURA de GARBIÑE BADIOLA en su blog.

Las anchoas en tempura de cerveza comidas a mano son una delicia. Como casi todo en la cocina requiere “mano” para que salga bien y no sea una pasta-engrudo más frecuente de lo que parece. Las verduras, pescados, y mariscos son alimentos ricos en vitaminas, minerales, fibras y sustancias antioxidantes y preparados en tempura son una forma muy agradable y sencilla para que lo coman los niños. No olvidar que se cocinan fritas por lo que la cantidad de grasa y por tanto las calorías de una tempura va a ser superior al de un plato de verdura cocida.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

 

 

Dejar respuesta