Resfriados, protección inmunológica

0
18

Resfriados, protección inmunológica. El sistema inmunológico del cuerpo humano tiene como función principal proteger al cuerpo contra las infecciones y el cáncer, y su estimulación es, seguramente, el paso más importante para conseguir mayor resistencia contra las enfermedades. Las infecciones recurrentes o crónicas se presentan cuando el sistema inmunológico está debilitado. El sistema inmunológico consta de vasos y órganos linfáticos (ganglios linfáticos, timo, bazo, amígdalas) leucocitos defensores (neutrófilos, linfocitos, monocitos, eosinófilos, basófilos, etc.), células que están en diversos tejidos como macrófagos y factores del suero como interferon y las interleuquinas. La acción protectora del sistema inmunológico es fundamental para tener una buena salud y está claro que es atacado constantemente. Los resfriados, la gripe y otros dependen, entre otras muchas causas, de las formas de comer, el estrés, del cansancio y de la invasión bacteriana y vírica.

Alimentos aconsejados como prevención del resfriado

Los nutrientes clave que apoyan al sistema inmunológico son: vitamina A sobre todo en los niños, y los carotenos, algunos de los cuales pueden convertirse en vitamina A y se ha llegado a la conclusión que tienen efectos inmunoestimuladores, zanahorias, paté de hígado, espinacas, tomates, queso curado con moderación, albaricoque, ciruela, lechuga, coles de Bruselas, sandía, judías verdes; frutos y zumos ricos en vitamina C que tiene un efecto de mejora de la función inmune, guayaba, grosella, naranjas, limón, kiwi, pomelo, melocotón; vitamina E, aceite de germen de trigo, aceite de girasol, pipas de girasol, frutos secos, aceite de oliva virgen; la deficiencia de vitamina B6 de lugar a depresión de la función inmune, en hígado de ternera, frutos secos, atún en aceite, ajo, carne de pollo, plátano; deficiencia en B12 y ácido fólico o B9, la primera en el hígado de ternera, de pollo, de cerdo, mejillones, ostras, almejas, y la otra en la levadura de cerveza, hígado de ternera, patés, judías cocidas, etc; hierro, en sangre, morcilla, hígado, tomillo seco, berberechos, cacao en polvo; zinc, ostras, cacao en polvo, piñones, hígado de ternera; y selenio en nueces o coquitos de Brasil, mejillones, atún en aceite, frutos secos. Dieta Mediterránea y ovolactovegetariana, proteínas de calidad, en huevos, leche, pescado y carnes. Un vasito de vino tinto en las comidas, si hay costumbre. Prefiera los alimentos picantes que lavan los senos nasales y mejoran la congestión.

Alimentos desaconsejados para el resfriado

La obesidad se relaciona a una baja en el estado inmune y un deterioro del mismo. Se sabe que los alcohólicos son más susceptibles con las enfermedades relacionas con el sistema inmune. Exceso de azúcar que puede actuar negativamente en la rapidez de los leucocitos para  acudir y engullir elementos extraños. Hacer comidas regulares cinco veces al día. Más de 7 horas de sueño por la noche. El estrés deprime la función inmune. Moderar los alimentos y comidas fuertes que provocan digestiones pesadas y “distraen” al organismo de su función de lucha contra el resfriado. Evite la leche que se cree genera mucosidades pero cada uno resolverá lo más conveniente.

Otros factores

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

A los primeros síntomas de resfriado y gripe meterse a la cama y descansar. Beber líquidos. Vacunarse contra la gripe. No fumar. La mente y las emociones tienen gran importancia sobre la función inmune. Cuidado con el estrés que deprime la función inmune. Las deficiencias de nutrientes, muchas veces porque no gustan o no hay tiempo para tomarlos, disminuye la acción inmunológica. Dormir lo suficiente.

Suplementos para el resfriado

Tomar zumo de limón rico en vitamina C con agua. Echinacea y astragalus. Jengibre.

 

Dejar respuesta