Turrones, vinos y dulces

0
12

Vinos, turrones y dulces. No siempre lo exquisito coincide con lo saludable pero el vino bebido con moderación permite disfrutar de una bebida deliciosa y cardiosaludable. Las fiestas navideñas están “pensadas con el paladar” y no dictadas por el deseo de velar por la salud, aunque en este caso, el vino, se sabe desde hace siglos por intuición que no puede ser malo. Los estudios indican que un par de vasos en la comida y cena, son como una bebida natural que regula el colesterol y protege de las enfermedades del corazón. ¿Cómo va a ser malo un vasito de buen Rioja o Ribera del Duro?.

El vino, dice la Biblia “fue creado para alegría de los hombres”, el mismo Hipócrates, padre de la Medicina, enseñaba que “ el vino es cosa maravillosamente apropiada al hombre, si en salud como en enfermedad, se administra con tino y justa medida”, y el Prof Grande Covián decía “Ser abstenio por una simple autoimposición, sin aspecto médico que lo justifique, no tiene sentido”. Vino, placer y salud y no lo olvide, un buen vino mejora una comida mediocre.

El champán es vino francés con dos fermentaciones, una en barrica y otra en las botellas, y el cava se elabora con el mismo método champenoise en Cataluña, La Rioja y Navarra, sobre todo en el Penedés y en ambos casos con uvas diferentes. Cava y champan forman parte del tintineo de las copas de vino burbujeante que componen el aspecto mundano de la Navidad. Los Brut Nature (de 0 a 3 g. de azúcar), y Extra Brut (de 0 a 6 g.) son las presentaciones más recomendables desde el punto de vista de una mejor digestión. No los tome a menos de 6 grados y recuerde que aportan calorías vacías.

El turrón duro y el blando, acompañados del trufado y praliné, son líderes en el mercado, y a pesar de que cuentan con varios siglos de existencia, siguen encabezando la lista de especialidades golosas navideñas. Nunca como ahora los turrones habían ofrecido semejante repertorio de calidades, texturas y sabores. Para asombro de los golosos, se venden turrones de crema catalana, de tarta de Santiago, de café irlandes, de intxaursalsa, y de queso con arándanos.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Cada vez que llevamos a la boca un trozo de turrón, eso sí riquísimo, ingerimos entre 150 y 200 calorías y hay que ver cuanto se repite ese gesto estos días. Engordan mucho, aunque su riqueza en almendras sobre todo en el caso de la clase suprema, hace bajar el colesterol en sangre. Además, el triangulo goloso, que forman Estepa en Sevilla, Sonseca en Toledo y Jijona en Alicante ofrecen mantecados, polvorones, mazapanes, etc. que configuran una de las manifestaciones más deliciosas de la repostería europea.

Dejar respuesta