Zumos, fuente de energía natural (1ª parte)

Por hace
Zumos, fuente de energía natural (1ª parte)

Zumos, fuente de energía natural. El organismo humano necesita vitaminas y minerales, carbohidratos, fibra…. y una forma sencilla de obtenerlos, que practican muchos, es el desayuno, a través del zumo mañanero. Repetimos que lo ideal es la fruta entera, luego viene el zumo casero recién hecho o el licuado de frutas y verduras, y después del zumo comercial que para muchos es una ayuda a la carrera.

Para preparar los zumos de frutas y verduras son adecuados los exprimidores y las licuadoras que de una u otra forma extraen el jugo, aunque también puede utilizarse la batidora que triture las frutas y las hace puré. Lo mejor es comprar fruta o verdura de temporada,  bien madura, y la verdura de la región, y en general cuando sazonan y están en mejor precio. Lo bueno es tomar los zumos en ayunas, entre comidas o un poco antes de comer, por la mañana especialmente los cítricos que tonifican y ayudan a regularizar la marcha del intestino, y por la tarde-noche los zumos de hortalizas como zanahoria, apio…. que tienen efectos relajantes y sedantes para ayudar a conciliar el sueño.

Los zumos comerciales se elaboran a partir de frutas recién exprimidas en unos casos pasterizados, para conservar en refrigeración a +2º +4º C, y consumir en 30 días, y en su mayoría se fabrican a partir de concentrados de zumos de fruta que sufre tratamiento por evaporación para extraer el agua y una vez concentrados, se almacenan y transportarlos mejor; una vez el concentrado en su destino, se regenera de nuevo con agua, tratan por el calor, y envasan en tetrabrik  u otro tipo de envase. La calidad final, en este caso, dependerá del producto inicial, del agua utilizada y de las características del tratamiento, por el calor. Pueden llevar vitamina C incorporada, ácido cítrico, pulpa, betacarotenos….. El último grito de la industria son los llamados zumos ACE, que llevan provitaminas A (betacarotenos), y las vitaminas C y E, antioxidantes por excelencia. Se pueden encontrar en cualquier país del mundo, cuando viaja, en un desayuno hotelero.

De las cinco piezas de frutas y verduras que se recomienda tomar diariamente, se pueden sustituir dos por un vaso de frutas o de verduras, y no olvide que lo recién hecho es una maravilla pero otras alternativas pueden ser también aceptables. Con frecuencia se añade a los zumos azúcar, vitamina C y aromas. No todos los zumos llevan azúcar y es una práctica que se puede considerar innecesaria. Basta con utilizar buena materia prima. En cuanto a la vitamina C o ácido ascórbico, no hay duda que se pierde en el proceso industrial y posterior conservación, por lo que se suele optar por añadir la sintética que no se diferencia del contenido natural.

La mayoría de los zumos suelen llevar vitamina C añadida, que además favorece al producto por su poder antioxidante. Cuando el contenido es igual o superior a 400 mg. se consideran zumos enriquecidos y la reglamentación obliga a indicarlo en la etiqueta. Hay que recordar como aspecto positivo que además de la vitamina C, en los zumos se encuentran otras vitaminas o provitaminas como el ácido fólico, muy importante para la formación de elementos sanguíneos y prevenir las lesiones neurales en el feto de las embarazadas. En cuanto a los aromas, se permiten demasiados, sin la obligación de mencionarlo en la etiqueta.

El consumo de zumos experimentó en los años ochenta un incremento considerable y actualmente está consolidado en 16 litros persona y año, cifra importante situada a la cabeza de Europa. ¿Son naturales?. Sí, en la medida que lo son sus ingredientes casi siempre deshidratados, congelados y rehidratados, con un equilibrio convencional de aromas y sabor que no puede competir nunca con un zumo casero recién hecho. Pero también es cierto que muchas personas carecen de tiempo y de ganas por lo que preparados con “naranjas recién exprimidas” e incluso los concentrados, tienen buena calidad gustativa y son una aceptable alternativa.

Exprimir las frutas y obtener su zumo está al alcance de cualquiera…… que tenga tiempo y ganas de hacerlo. No hay duda que lo mejor es tomarse la fruta entera, masticándola y degustándola, pero muchas veces no es posible, por lo que tenemos que admitir que el zumo es una muy buena solución. Hay personas que son incapaces de comerse dos naranjas al desayuno, y por ello, debemos considerar las variantes posibles: el zumo casero, el del mercado o un licuado hecho con frutas y verduras.

Los zumos son una de las mejores fuentes de energía natural, que aportan azúcares, agua, vitaminas C y E, flavonoides, betacarotenos, antioxidantes en general, y muchos minerales, además de fibra según el sistema utilizado en su obtención. Son fáciles de asimilar, no hay que masticar y por ello es posible beberse licuada una ensalada de frutas, limpian, regeneran y favorecen la eliminación de toxinas acumuladas en el organismo.

La ciencia trabaja actualmente y de forma muy concreta sobre los antioxidantes más conocidos, las vitaminas C y E, los betacarotenos y el selenio, porque pueden reducir la incidencia de radicales libres que pueden producir cáncer. Incorporar al licuado hortalizas con zanahorias, brécol o brócoli, coliflor, coles de Bruselas, espinacas, berros o colinabos es algo que apenas ha entrado en nuestra cultura dietética, pero poco a poco se van consolidando. Es una delicia preparar un licuado verde con brécol y lechuga, y una pizca de perejil, e incorporar seguidamente el zumo de zanahorias o de manzana.

Zumos, fuente de enrgía natural (2ª parte)

Valore este artículo si le ha sido de ayuda o le ha gustado...
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin Valorar)
Loading ... Loading ...

Sobre Jesús Llona Larrauri

El Dr. Jesús Llona Larrauri es experto en Alimentación, Nutrición, Sanidad y Bromatología, miembro de la Real Academia de Medicina del País Vasco, de la Fundación Española de Nutrición, de la Academia Vasca de Gastronomía (1994-2006). Leer más sobre Jesús Llona Larrauri

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Close
Seguir a Nutritelia en las redes sociales
Si desea estar informado/a de los consejos nutricionales de Nutritelia pulse en su red social