Zumos, fuente de enrgía natural (2ª parte)

Por hace
Zumos, fuente de enrgía natural (2ª parte)

No debemos confundir los zumos con los refrescos. Los zumos son todo zumo, al 100 por 100, con toda la esencia de las frutas exprimidas, mientras los néctares en el caso de los de naranja deben tener como mínimo un 50 por 100 de zumo, los refrescos a base de zumo de naranja deben tener como mínimo el 8 por 100 de zumo, los refrescos aromatizados o de extractos no tienen por qué llevar zumo, y si lo llevan no alcanza el 8 por 100, y finalmente, los refrescos mixtos están a medio camino entre las bebidas refrescantes y otros tipos de alimentos como la leche, por ejemplo.

Por su tratamiento industrial, los zumos pueden ser

Esterilizados, presentados en UHT, que no tienen que conservarse en frío por que el tratamiento térmico destruye los gérmenes. Pero un vez abiertos se deben conservar en frigorífico máximo de 4-5 días. Su periodo de consumo preferente es de un año.

Pasterizados , cuyo tratamiento térmico es inferior por lo que deben guardarse en frío. Se llaman también zumos frescos y se presentan en los refrigeradores de venta de los comercios. Su plazo de consumo preferente es de un mes.

Estos zumos pueden proceder

- De fruta fresca, recién exprimida, aunque no se hace como en casa una a una, sino en procesos industriales de alta presión que permiten obtener un mayor rendimiento.

- De concentrado de zumo, cuyos zumos se han deshidratado parcialmente por el calor, obteniendo un concentrado que posteriormente se congela para asegurar una mejor conservación. Una vez en la planta envasadora, se reconstituyen con agua y a veces se les añade azúcar para corregir la acidez o aromas al gusto.

– Los zumos pasterizados, proceden generalmente de frutas frescas recién exprimidas, mientras los UHT o tetrabrik son zumos en su mayoría concentrados y esterilizados. La diferencia entre ambos puede ser considerable por el grado de dilución del concentrado, tiempo que llevan en congelación, tratamiento térmico, origen del zumo, exceso de azúcar, etc. con resultado final más o menos agradable al paladar, pero siempre de garantía para la salud.

También hay que aclarar que no todo lo que se mete en un brik es zumo, porque existen en el mercado productos diversos:

Diferencias por su contenido en zumo y azúcares

Zumo. Son zumo 100% a partir de frutas o a partir de concentrado por restitución del agua y del aroma extraído, y se permite añadir hasta 15 gramos de azúcar por litro o bien 3 g. de ácido cítrico y vitamina C.

- Néctar de fruta . Es zumo más agua y azúcar, y por ej. en el de naranja el contenido de zumo debe ser del 50% con 20 g. de azúcar máximo, y en el de melocotón el 45%.

- Refresco a base de zumo . Debe tener al menos un 8% de zumo en el de naranja, 10% en el de melocotón y 12% en el de uva; el porcentaje baja al 6% en el de limón y al 4% en el de pomelo y piña, y pueden llevar además azúcar, aromas, conservantes y colorantes.

- Refresco aromatizado. Pueden llevar y llevan una amplia gama de aromas y colorantes, no tienen que llevar zumo, y tampoco pueden utilizar ése termino o la imagen de la fruta como reclamo comercial.

Por ello es muy importante que cuando compre una bebida lea la letra pequeña, y sepa que lleva a casa zumo, néctar de …, refresco a base de…, o refresco aromatizado. Ni la calidad, ni el precio deben ser los mismos. Nuestro consejo: lea bien las etiquetas, ingredientes e instrucciones, prescinda de las fantasías comerciales y adquiera aquello que cree que le interes.

Zumo de tomate

250 g. de tomates bien maduros

Es un zumo muy popular  por su sabor agradable y tonificante y debido a su riqueza es vitaminas A (betacaroteno), grupo B, C, E y K y oligoelementos como cobre, hierro, bromo, yodo, potasio, magnesio, azufre y zinc contribuye al equilibrio del organismo, mejora la astenia, la anorexia, los estados carenciales, el reumatismo y gota, y la litiasis renal. Contiene un carotenoide llamado licopeno al que se atribuyen efectos preventivos frente a ciertos tipos de cáncer, en particular el de próstata. Su jugo combina armoniosamente con el apio, perejil, manzana, y también se le puede añadir un diente de ajo picadito, sal, pimienta al gusto, y sobre todo una chorretada de aceite virgen de oliva, con el que la combinación salutífera y palatial es suprema.

Zumo de naranja

4 naranjas de zumo

Exprimir las naranjas hasta obtener el zumo. Es el más sencillo y fácil de preparar, y seguramente el más cotidiano. Contiene buena cantidad de vitamina C, bioflavonoides para la protección vascular y provitamina A o carotenos, y un montón de minerales. Bueno para los niños en crecimiento al asegurarles un buen estado de huesos y dientes. Si se le añade una chispa de zumo de zanahoria, resulta una maravilla para el paladar y la salud.

Zumos, fuente de enrgía natural (1ª parte)

 

 

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin Valorar)
Loading...Loading...

Sobre Jesús Llona Larrauri

El Dr. Jesús Llona Larrauri es experto en Alimentación, Nutrición, Sanidad y Bromatología, miembro de la Real Academia de Medicina del País Vasco, de la Fundación Española de Nutrición, de la Academia Vasca de Gastronomía (1994-2006). Leer más sobre Jesús Llona Larrauri

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.