Insomnio, sueño. Consejos para dormir mejor

2239
Alteraciones del sueño

El insomnio es dar vueltas en la cama y no dormir,  es uno de los problemas del 30% de los adultos, que no consiguen olvidarse de los conflictos que han vivido durante el día y pasan unas horas de la noche en blanco, lo que les impide rendir debidamente al día siguiente. Hay personas que duermen 4 ó 5 horas y les va bien, otros 7 horas que es lo más común, y Napoleón dormía entre  2 y 4 horas y decía que los hombres deben dormir 6 horas, las mujeres 7 y los idiotas 8.

El insomnio no es una enfermedad

Quizá un  indicio de que algo no va bien, causado por situaciones de estrés, crisis diversas, dificultades de tipo laboral o económico, hábitos poco adecuados con las formas de dormir…. Y aquí puede ser importante la alimentación para llegar a un sueño reparador: No acostarse nunca con hambre o con el estómago lleno, y tampoco inmediatamente después de la cena (hay que dejar 2-3 horas); evitar la cafeína 4-5 horas antes de ir a la cama; el cigarrillo es un estimulante del sistema nervioso; el alcohol es un depresor y sólo ofrece sueño al comienzo.

Cómo dormir bien

Evite el ejercicio 3-4 horas antes de ir a la cama, y el ruido, la luz y las temperaturas de más de 24º C y menos de 12ºC; una siesta breve, de unos 20-30 minutos, puede ser beneficiosa; beber un vaso de leche templada con azúcar o miel estimula el sueño por su contenido en triptófano; tomar alimentos como pan, pastas, arroz y plátanos ricos en carbohidratos y L-triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina que produce felicidad e induce al sueño.

Los dátiles ayudan a conciliar el sueño y permiten dormir mejor

La lechuga, en ensalada, va bien y es un sedante por una sustancia llamada lactucario (los antiguos romanos la tomaban al mediodía para echar la siesta); se recomienda el consumo de nueces que produce aumento de los niveles de melatonina, mejor con leche; semillas de girasol, lino, sésamo y calabaza, proporcionan ácidos grasos omega-6 que tienen efecto sobre el cerebro e inducen al sueño; la valeriana, la tila o la amapola, en infusión, pueden ir bien, mejor endulzadas con miel; retirar de la última comida del día alimentos ricos en grasas (manteca, tocino, mantequilla, margarina, embutidos, grasas “trans” de platos preparados y precocinados, carnes de todo tipo, conservas, mariscos, repostería industrial y chocolate) para dejar atrás el insomnio e inducir a un mejor sueño.

 

 

Valore este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.