Actividades para enseñar a los niños a comer sano

6856

Enseñar a que los hijos adopten hábitos de vida saludables es algo esencial para asegurarte que conoce las premisas básicas para gozar de un cuerpo fuerte, sano y en perfectas condiciones. Cuando hacemos dieta, lo primero que la nutricionista nos explica es que el secreto no reside en estar algunos meses con una alimentación restringida sino que lo que tenemos que hacer es modificar nuestros hábitos alimentarios para, así, darle a nuestro cuerpo aquello que realmente necesita.

Haber seguido de pequeño una mala praxis a la hora de alimentarte es uno de los principales motivos que, ahora, en la edad adulta nos cueste tanto comprender cómo funciona la alimentación en nuestro organismo y cómo tenemos que tomarla para aprovechar sus beneficios y reducir, al máximo, sus efectos nocivos como puede ser el sobrepeso, el colesterol, la hipertensión, etcétera.

En este artículo de Nutritelia vamos a descubrirte algunas de las mejores actividades para enseñar a los niños a comer sano. Una recopilación de trucos, ideas y juegos que podréis llevar a cabo en casa y disfrutar de la comida sana todos juntos. ¿Te apuntas?

Cómo enseñar a los niños a comer sano

Te interesará: Recetas fáciles para comer sano

Lo primero que tenemos que recordar es que nuestros hijos son nuestro propio reflejo, es decir, imitan lo que hacemos, cómo hablamos, cómo nos relacionamos con los demás, etcétera. Somos su ejemplo a seguir y, por tanto, resulta MUY importante que en casa apostéis por una alimentación saludable, equilibrada y nutritiva para que, así, el pequeño/a pueda acostumbrarse al modo de alimentarse y lo adapte como propio.

Así pues, haz que las dos principales comidas (almuerzo y cena) estén siempre acompañadas de vegetales, ya sea una ensalada, una crema de verduras, un poco de vegetales a la parrilla, etcétera. Apostar por recetas multicolor es lo mejor para que estemos tomando platos realmente nutritivos y bajos en grasa. Además, por mucho que a los niños les gusten los platos más grasientos como, por ejemplo, los fritos o rebozados, es importante que no sea una constante en su dieta y que los limites solo al fin de semana o a una vez por semana, de esta manera, su estómago se acostumbrará a otro tipo de alimentos y métodos de cocción.

Muchas veces, por cansancio o aburrimiento, terminamos por cocinar una pizza al horno, comprar un kebab o llamar a un restaurante de comida rápida pero ¡OJO! Es mejor que, cuando no te apetezca cocinar, optes por hacer un picoteo de fríos (ensalada, hummus, guacamole, embutidos, etc.) antes de optar por alternativas tan poco saludables que están llenas de grasas y elementos nocivos para nuestra salud. En este otro post te damos consejos para que aprendas a desayunar sano.

actividades-niños-comer-sano2

Otra de las mejores actividades para enseñar a los niños a comer sano es que le lleves a hacer la compra. En el supermercado él también podrá participar en la elección de los alimentos y será un momento perfecto para enseñarle las premisas básicas de una dieta saludable. Puedes darle el capricho de que una chocolatina o unas alitas de pollo pero siempre remarcándole que esa comida estará guardada para el fin de semana y que, entre semana, decida otros alimentos saludables que quiera comer. Si le haces partícipe de su alimentación, desde bien pequeño comenzará a comprender la importancia de la nutrición, un aprendizaje que le servirá para toda la vida.

También es muy recomendable que cocinéis juntos pues, de esta forma, podrá descubrir cómo elaboras sus platos y cómo lo haces para cocinarlos de forma sana y baja en grasas. Le puedes enseñar trucos como la cocina al horno, como el uso de especias en las recetas, la mezcla de sabores para conseguir un plato espectacular, etcétera. Si él forma parte de la cocina, poco a poco, irá comprendiendo algunas de las pautas básicas para que los platos estén deliciosos y no contengan calorías de más. Reduce el uso de las salsas y, en su defecto, opta por otros condimentos más saludables como especias sabrosas.

Si tienes espacio en casa, una idea fenomenal para que los niños aprendan a comer sano es que tengáis vuestro propio huerto urbano. De esta forma, podréis cultivar diferentes frutas y hortalizas y, después, disfrutar de su delicioso sabor en el plato. Al pequeño le encantará ser testigo del cultivo de alimentos y, además, ¡se pondrá súper contento cuando los cocine y los deguste!

actividades-niños-comer-sano3

Juegos para enseñar a comer bien a los niños

Uno de los juegos más idóneos para que un niño aprenda a comer bien es el de “La lista de los nuevos alimentos“. Se trata de que escribáis en un pedazo de papel todos aquellos alimentos que no habéis probado nunca y, el objetivo, es ir tachándolos de la lista cuando probéis alguno nuevo. De esta forma, enseñarás a tu hijo la gran variedad de alimentos que existen y le abrirás el apetito para que se atreva a probarlo todo.

Otro juego nutricional para niños es el de pintar una pirámide alimenticia, de esta forma, enseñaremos a los más pequeños todos los grupos alimentarios que existen y, además, las proporciones que se deben tomar a diario. Con este juego pintaréis y aprenderéis al mismo tiempo.

Valore este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.