Adelgazar sin dieta

1443
Adelgazar sin dieta

¡Qué aburrido es hacer dieta! Seguir las pautas exactas de una alimentación, tener una reestricción máxima de alimentos y no poder, nunca, darse el capricho de alguna comida deliciosa. Comer es un placer pero estar a dieta es, realmente, un sacrificio y, más aún, si lo que quieres son perder de 2 a 5 kilos.

Tienes que tener en cuenta que si eres una persona que suele padecer sobrepeso o ganar kilos con facilidad, no solo le hará falta una dieta de adelgazamiento sino que, básicamente, lo que necesita es cambiar de hábitos alimenticios para poder estar en forma sin necesidad de seguir unas normas estrictas. Por este motivo, en Nutritelia vamos a contarte cómo puedes adelgazar sin dieta dándote algunos buenos trucos que te ayudarán a conseguir tu objetivo.

Trucos para adelgazar sin dieta

La dieta de la alcachofa, la de la piña, la Dukan… Seguro que tienes la cabeza llena de dietas que te prometen perder una gran cantidad de kilos a costa de seguir un estricto plan alimenticio que te priva de todo aquello que te gusta comer. Y lo peor de todo esto es que se trata de dietas que, en cuanto las terminas, te producen el temido efecto rebote. Porque lo que en el fondo se necesita no es estar 1 mes siguiendo unas estrictas pautas sino que te enseñen el secreto de la alimentación saludable, una forma de comer que le dé a tu cuerpo lo que realmente necesita: los nutrientes para funcionar correctamente sin acumular un exceso de calorías. Y, para esto, no hace falta estar a dieta sino, simplemente, cambiar de hábitos.

Así que es fácil adelgazar sin dieta si tienes en cuenta una serie de trucos que pueden ayudarte a considerar la alimentación justamente como es: la fuente de energía necesaria para el organismo. A continuación vamos a darte los consejos que tienes que empezar a incorporar en tu vida para poder bajar de peso sin darte apenas cuenta. ¡Toma nota!

Come 5 veces al día

Es mucho más saludable repartir las calorías que tomas en un día en 5 tomas que no en 3. Primero porque, así, evitas sobrecargar el funcionamiento de tu sistema digestivo y, por tanto, consigues mejorar el metabolismo de los alimentos pero, también, porque de esta manera reduces la sensación de hambre entre horas haciendo que la espera entre el desayuno y el almuerzo o el almuerzo y la cena no sea tan largo. Dando diferentes porciones de comida a tu cuerpo satisfarás tu apetito además de conseguir activar tu metabolismo pues estará trabajando durante más horas del día.

Apuesta por alimentos saludables

Querer adelgazar no implica que solamente tengas que comer pechuga de pollo y ensalada, ¡en absoluto! Hay muchísimos alimentos que son perfectos para tu dieta y que te permitirán platos suculentos y deliciosos. Pero, eso sí, deja atrás los fritos o rebozados y, en su contra, opta por otros platos que sean ligeros y llenos de nutrientes como, por ejemplo, en lugar de unos macarrones a la boloñesa, opta por una ensalada variada de pasta o en lugar de un pollo empanado, escoge un pollo con verduras al horno. Está buenísimo de todas formas y, sin embargo, el aporte calórico es mucho más bajo. Consulta nuestras recetas light para inspirarte y conseguir cocinar de forma deliciosa pero, también, baja en grasas.

crear-menu-saludable

Carbohidratos SÍ pero tomados de este modo

Para poder adelgazar sin dieta debes saber que los carbohidratos son una fuente imprescindible de energía que debemos consumir diariamente para estar en perfectas condiciones. Pero no debemos olvidar que este grupo de alimentos es muy rico en calorías y, por ende, en energía y, por tanto, si no necesitamos esa gran dosis energética lo mejor es que prescindamos de ellos. Es decir, a primera hora de la mañana comerse unas tostadas o un bocadillo es algo muy saludable, en cambio, por la noche, esa energía está de más porque tu cuerpo se prepara para descansar y si no se queman las calorías terminarán convirtiéndose en grasa saturada. Así que SÍ  a los carbohidratos pero siempre es mejor que los tomes a la mañana.

Empieza tus comidas con un plato ligero

Cuando te sientes a comer o a cenar, en lugar de comenzar directamente con el plato que tengas preparado es mucho más recomendable que, en su defecto, tomes una pieza que te sacie el apetito y que, sin embargo, apenas contenga calorías como, por ejemplo, una ensalada verde repleta de vegetales o, en invierno, un tazón de caldo de verduras sin pasta o, en verano, una taza de gazpacho. De esta manera conseguirás saciar tu apetito llenando tu cuerpo de nutrientes de vegetales y con muy poco aporte en calorías, un truco para poder adelgazar sin darte apenas cuenta.

Usa platos pequeños

Y, por último, otro de los trucos para adelgazar sin dieta es que en lugar de servirte tus comidas en platos grandes, lo hagas en platos más pequeños para, así, engañar al cerebro y que sienta que está comiendo mucha cantidad de comida cuando, en realidad, la porción es más pequeña. Llenar el plato con diferentes ingredientes, al más puro estilo plato combinado, también es una buena manera de comer ligero y sentirte 100% satisfecho.

 

Compartir
Artículo anteriorAdelgazar con quinoa
Artículo siguienteSalsas, sanas con medida
Elia Tabuenca
Licenciada en filología y profesional en el sector del periodismo online. Llevo más de 6 años trabajando en el mundo de la creación del contenido digital especializándome en temáticas de bienestar, alimentación y vida saludable.