Aprender a quererse a uno mismo

1976
aprender a quererse a uno mismo

Aprender a quererse a uno mismo. El amor propio es algo necesario para poder disfrutar de una vida plena y satisfactoria. Muchas veces, nosotros nos convertimos en nuestros peores jueces y nos quitamos el mérito que tenemos y, por contra, nos exigimos mucho más de lo que realmente tenemos que hacer. La falta de amor propio y la baja autoestima pueden hacer que, a la larga, terminemos aislándonos de la sociedad, poniéndonos trabas a nuestro futuro y complicándonos la vida por un tema, puramente, mental.

Aprender a quererse a uno mismo

Aceptar quiénes somos y aprender a querernos es vital para disfrutar de la vida al máximo y no dejarnos de lado para ninguno de sus placeres: el amor, la aventura y la superación personal necesitan de tu voluntad y energía para poder ser realizados con plenitud y, por tanto, conseguir que nos sintamos a gusto con nosotros mismos.

En el artículo de hoy de Nutritelia vamos a darte diferentes consejos para aprender a quererse a uno mismo. Son sencillas prácticas que podrás incorporar en tu día a día y, gracias a las cuales, conseguirás mejorar tu percepción personal y tu autoestima.

5 claves para amarse a uno mismo

Aprender a quererse a uno mismo es una tarea que únicamente dependerá de ti, por eso, es importante que empieces a trabajar en ella desde hoy mismo. A continuación vamos a darte algunos consejos que te mostrarán cómo puedes mejorar tu autoestima y conseguir una vida más satisfactoria en la que estés más a gusto con tu persona.

Sé optimista

Para quererse a uno mismo es importante que se cambie en “No podré” por el “Lo intentaré”. Dejar de ser negativo y apostar por una visión más positiva sobre la vida y las posibilidades de uno mismo es primordial para empezar con este importante cambio. Ten en cuenta que la mente es muy poderosa y tus capacidades pueden verse mermadas si tienes la convicción de que no podrás.

Una buena manera de cultivar una visión más positiva sobre la vida es que seas consciente de tus procesos mentales y, en cuanto detectes la negatividad, esa vocecita mental que te dice que no puedes, te enfrentes a ella y confíes en que sí que podrás o que, por lo menos, harás lo posible para hacerlo bien.

aprender a quererse a uno mismo2

Sé tú mismo/a

Amarse a uno mismo es aceptarse tal y como se es: con las virtudes pero también los defectos. No somos perfectos y tenemos que perdonarnos que no sea así y admitir nuestros errores. Entonar el “mea culpa” de vez en cuando es lo más sano que hay porque, no solo te disculpas con los demás, sino que también te disculpas a ti mismo.

Por tanto, no te escondas, acéptate con tus cosas buenas y tus cosas malas y, si hay algo que no termina de gustarte de ti mismo (por ejemplo, si eres muy celoso, si eres desconfiado, si te enfadas muy fácilmente, etc.) empieza a trabajar en ello para mejorar como persona. El crecimiento personal solo existe si te enfrentas, cara a cara, con tu cara oculta.

No tengas miedo

Está claro que todos tenemos miedos, inseguridades y situaciones para las que no nos vemos preparados. Es algo casi inherente al ser humano y que, en muchas personas, ese sentimiento está acrecentado. Pero tenemos que intentar valorar la naturaleza de nuestros miedos: ¿son nuestros o son impuestos?

Muchas madres, durante la educación de sus hijos, quieren sobreproteger tanto a los pequeños que terminan colmándoles de miedos, tienes que detectar el origen de tu malestar y, si lo crees posible, intenta enfrentarte a él y superarlo. Cuando lo consigas, verás lo bien que te sientas después al descubrir que sí que eres capaz.

Te interesa: Causas y consecuencias de la baja autoestima

aprender a quererse a uno mismo

Rodéate de la gente que te quiere

Para quererse a uno mismo también es importante que quieras a los demás y, sobre todo, que te dejes querer. Hay muchas personas con autoestima baja que terminan aislados de la sociedad porque no se sienten con fuerzas para enfrentarse a situaciones cotidianas como debates políticos, ideológicos, toma de decisiones, etcétera. Sin embargo, es esencial que se luche contra este temor para, así, no perder el vínculo que se tiene con la realidad: los amigos y la familia.

Desarrolla tus capacidades

Ya te hemos indicado que tenemos que aceptarnos con nuestras virtudes y errores. Lo último suele resultar complicado pero lo primero ¡también! La baja autoestima puede hacer que no seamos capaces de ver aquello en lo que sí que somos buenos, aquello en lo que destacamos y, por tanto, nos tengamos en baja consideración.

Así que, te proponemos una cosa: coge ahora mismo un lápiz y un papel y anota todos aquellos aspectos de ti mismo/a que consideres que son una virtud, también anota aquello en lo que eres bueno y explota tus virtudes. Si aumentas tu lado positivo y dejas de lado el negativo, poco a poco irás teniendo más amor propio, ¡ya verás!

0/5 (0 Reviews)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.