Las bayas de Goji están de moda

1
275

Las bayas de Goji quizás sean otra de las leyendas que nos han llegado de Oriente, como fueron la soja o el aloe vera, pero se han puesto de moda y de momento, no hay quien las pare. Se han relacionado con la sabiduría tibetana, crecen de manera salvaje a una altura superior a 4.000 metros en unas condiciones climáticas que van desde 40º bajo cero a 25-30º y esto tiene como consecuencia que algunos nutrientes no se podrán encontrar en otros frutos.

Ponen a las bayas de Goji como ideales para reforzar el sistema inmunológico, buenos antioxidantes endógenos, beneficios cardiovasculares, mejoran la vista, cuidan el hígado y los riñones, parecen interesantes para prevenir el cáncer, pocas calorías, y como dice una persona que conozco y es sabia en sus opiniones, como comerte una naranja pero mucho más caro, porque la jugosa naranja, aparte de ser mucho más barata tiene un sabor definido y conocido, y un montón de salud. De gastarte 30 euros en un kilo de bayas a que se gaste 0,70-0,80 euros.

No decimos que como complemento alimenticio no valgan pero hay que tomarlas durante años, y en el país de la cocina y dieta mediterránea, deberíamos aprender a cuidarnos mejor, tomar nota de lo que nos interesa y no creer en los milagros. Lo que decimos, quizá los efectos sean después de tomarlas de por vida. Las claves de una alimentación inteligente, necesitan variedad ( como decía el Prof. Grande Covian “ Comer de todo en plato de postre”), evitar las grasas de riesgo (mantequilla, queso, carnes grasas), tomar grasas saludables a diario (sobre todo aceite de oliva virgen, pescado y frutos secos), pan y cereales, legumbres sin sacramentos y patatas, al menos cinco raciones de frutas y verduras donde no pueden faltar, naranjas, mandarinas, kiwis, fresas, grosellas, arándanos, cerezas, manzanas, peras, zanahorias, judías verdes o vainas, tomate, lechuga, brócoli, col repollo y otras muchas, huevos, lácteos y carnes con moderación, ajo, cebolla y otros condimentos fitoquímicos  de color y un vaso de vino tinto si hay costumbre.

Todo lo que indicamos es importante en la alimentación diaria pero frutas y verduras aportan vitaminas antioxidantes, minerales, fibra, agua y apenas añaden calorías a nuestra dieta.  La OMS aconseja entre 300 y 600 gramos diarios y nos quedamos por debajo unos 150 gramos. No hacen  milagros, hay que tomarlas de continuo y ayudan a envejecer y sobre todo con calidad de vida. La mediterránea con la japonesa son las formas más avaladas de comer del mundo. Hoy las bayas de Goji están de moda.