Consejos para empezar a hacer yoga

0
774

¿Quieres empezar a hacer yoga? Cada vez son más las personas que se suman a esta nueva forma de cuidar cuerpo y mente mediante posturas (que se conocen con el nombre de “asanas”) y que tienen como objetivo recuperar el equilibrio de nuestro cuerpo gracias a la concentración.

Si quieres iniciarte en el yoga, lo primero que tienes que tener en cuenta es que se trata de un ejercicio que se aleja de la concepción tradicional del “fitness” para acercarse a una filosofía ancestral cuyo origen es la India. El yoga es un método que busca el equilibrio físico y mental mediante la práctica de diferentes asanas que tienen como objetivo restablecer el flujo energético de nuestro cuerpo.

Por tanto, en Nutritelia vamos a darte una serie de consejos para empezar a hacer yoga en casa o en un centro especializado y que te serán de gran ayuda para poder iniciarte en esta práctica de forma progresiva y, sobre todo, sin poner en riesgo tu salud.

¿Qué tener en cuenta antes de empezar a hacer yoga?

El primero de los consejos para empezar a hacer yoga es que dejes de pensar en el objetivo que quieres conseguir. Es decir, hay personas que comienzan a adentrarse en esta práctica para perder peso, para tonificar los músculos o para relajarse pero, lo cierto, es que los beneficios del yoga los comenzarás a sentir con el devenir de la práctica y, por tanto, lo mejor es que dejes de pensar en este “objetivo” y te dejes fluir con la energía del momento.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

- Recibirás un correo para confirmar tu suscripción.

- Comprueba tu carpeta de correo no deseado (spam), si no lo recibes, para descargarla

Recuerda que el yoga no es una práctica de fitness sino que es un estilo de vida, una filosofía oriental centrada en recuperar el equilibrio interior conéctandolo con el equilibrio físico que debemos conseguir con cada postura. La vinculación entre cuerpo y mente, el equilibrio de ambas potencias, es lo que persigue con esta práctica.

Espacio amplio y tranquilo para empezar a hacer yoga

Si quieres iniciarte en el mundo del yoga es importante que busques un espacio en el que tengas amplitud de movimientos suficiente como para poder desarrollar todas las asanas. También te recomendamos que la sala sea tranquila y esté alejada de los ruidos o el barullo de la ciudad; hay muchas salas de yoga que están en calles muy concurridas y, sin un buen aislamiento, cuesta muchísimo evadirse del ajetreo de la ciudad.

Tanto si vas a hacer yoga en casa como si lo vas a hacer en un centro especializado, te recomendamos que busques un espacio ancho y tranquilo para poder beneficiarte al máximo de esta práctica milenaria.

El material imprescindible para el yoga

Aunque para hacer yoga no se necesitan aparatos de fitness, máquinas, pesas o demás, lo cierto es que sí que se recomienda encarecidamente el uso de una esterilla, material básico y esencial para poder amortiguar bien tu cuerpo y que no se dañe con el contacto con el suelo cuando se realizan algunas de las asanas. Si no tienes esterilla, puedes probar una toalla o una manta pero lo más recomendable es la esterilla porque es anti-resbalones y, por tanto, te garantiza una mayor seguridad.

En lo que a la ropa se trata, aunque sí que es cierto que muchas marcas han sacado su línea “ropa para yoga”, la verdad es que no hace falta que te compres ropa específica para ello. Bastará con que vistas con pantalones cómodos y que te permitan realizar cualquier movimiento como, por ejemplo, mallas o leggins; la camiseta, procura que sea estrecha para que no se te suba cuando estés realizando alguna de las posturas.

Para hacer yoga no se necesita ningún calzado puesto que lo más recomendable es que las posturas se lleven a cabo descalzos, de esta forma, te adhieres mejor al suelo y evitas caerte, resbalarte o hacer alguna posición con los dedos que pueda aumentar el riesgo a lesiones.

Te interesa: Cómo hacer yoga en casa – Para principiantes 

La importancia de las exhalaciones para empezar a hacer yoga

Uno de los básicos consejos para empezar a hacer yoga es que tengas en cuenta la respiración. De hecho, llevar a cabo esta actividad no consiste en realizar posturas difíciles ni torsiones imposibles sino que todo está relacionado con la exhalación y la inspiración pues, mediante una práctica tan natural como la respiración, somos capaces de conectar cuerpo y mente.

Es por este motivo que, mientras estés haciendo las asanas deberás ir acompañando tus movimientos con exhalaciones profundas que oxigenen tus células y que te mantengan en contacto con tu interior.

¿Cuándo hacer yoga?

Una de las cuestiones que más preocupan a las personas que quieren iniciarse en este mundo es la frecuencia del entrenamiento. Debes dejar de concebir el yoga como una sesión de running y tratarlo como es: una práctica pensada para conectar con tu interior, estirar tu cuerpo y equilibrarte internamente. Por tanto, la mejor hora para hacer yoga ¡es cuando tú quieras! No te pongas obligaciones con esta práctica pues se convertirá en una obligación más de tu agenda en lugar de ser un placer, un respiro de tu día a día.

Lo que sí que se recomienda es que realices yoga entre comidas, es decir, procurando que lleves unas 3 horas sin ingerir comida porque, de lo contrario, con algunas de las posturas se te podría cortar la digestión. Además, si tienes el cuerpo vacío de comida sentirás que estás más flexible, que tu cuerpo pesa menos y podrás hacer las posturas más fácilmente.