Consejos para proteger la salud en invierno

1370
proteger la salud en invierno

Las temperaturas van en descenso, los abrigos salen del armario y los virus empiezan a correr por el ambiente. Cuando empieza la temporada de invierno debemos extremar al máximo nuestra salud para conseguir evitar pillar un resfriado o, peor aún, la gripe. Tendrás que tener en cuenta algunos consejos que te ayudarán a estar protegido ante los agentes infecciosos externos y que puedas, así, estar todo el año con una salud de hierro.

Consejos para proteger la salud en invierno

En este artículo de Nutritelia vamos a descubrirte algunos consejos para proteger la salud en invierno y poder pasar la época de frío en perfectas condiciones. Tan solo deberás realizar algunos sencillos cambios y vigilar de no salir demasiado desprotegido a la calle. ¡Prepárate para el invierno!

6 tips para cuidar de tu salud en invierno

Protégete del frío

Lo primero que debes tener en cuenta para proteger la salud en invierno es que las temperaturas bajan y la humedad aumenta, por tanto, es importante que nos protejamos a del clima exterior y nos vistamos con ropa gruesa, guantes y bufanda para proteger la garganta. Procura no llevar ninguna parte de tu cuerpo al aire (como la espalda, las piernas, la barriga, etc) porque podría ser más fácil que tu temperatura se desestabilice y, por tanto, tengas más números para caer enfermo.

Extrema la higiene personal

Ten en cuenta que los virus y las bacterias son extremamente contagiosos y se transmiten al entrar en contacto con otras personas que estén enfermas. Por este motivo, deberás extremar la higiene y lavarte las manos varias veces al día (sobre todo cuando vengas de un lugar público), evita compartir vasos o cubiertos porque mediante la saliva se transmiten una gran cantidad de enfermedades. Además, si has caído enfermo, sé considerado con los demás y tápate la boca al toser o estornudar para evitar la proliferación de bacterias.

consejos-salud-invierno2

Haz deporte para cuidar de tu salud

El deporte es también importante en la época de invierno puesto que permite que todo tu organismo esté en perfectas condiciones y funcionen al máximo nivel. Ten en cuenta que, cuando hacemos ejercicio, conseguimos mejorar el flujo sanguíneo y, por tanto, los glóbulos rojos (que transportan el oxígeno) llegan a más partes del cuerpo. Este es el motivo por el que, gracias al ejercicio, conseguimos tener en mejores condiciones de salud nuestros órganos vitales y, además, oxigenamos todo el organismo.

La importancia de la alimentación nutritiva en invierno

Comer bien no es algo que solo deba hacerse de vez en cuando o en momentos puntuales del año sino que debe ser una práctica constante en nuestra rutina para, así, dotar a nuestro cuerpo de las vitaminas y minerales que necesita para estar en perfectas condiciones. Para proteger la salud en invierno, además, es importante que aumentos el consumo de ciertos grupos vitamínicos porque nuestro cuerpo está más expuesto a las bajas temperaturas así como a los virus o enfermedades que hay en el ambiente.

En general, deberás aumentar el consumo de vitamina A, C y D que ayudan a reforzar el sistema inmunológico además de estar más protegido ante el frío y las temperaturas extremas. Se recomienda que, en general, apuestes por una alimentación saludable en la que abunden las frutas y las verduras pues son los alimentos que no deben faltar en nuestra dieta.

Además, si queremos evitar ganar unos kilos de más (algo muy fácil en esta época del año) tendremos que preparar platos calientes pero que no sean demasiado calóricos. Es decir, si te apetece un potaje de lentejas procura que, en lugar de ser con carne y tocino, sea con verduras. Apuesta por platos saludables y vitamínicos para que tu cuerpo esté protegido en invierno y, al mismo tiempo, esté en su peso ideal.

Te interesará: Protegerse de los resfriados 

proteger la salud en invierno

Aumenta las defensas para evitar caer enfermo/a

Durante el invierno es posible que, debido a los cambios de clima, nuestro sistema inmunológico esté más debilitado por lo que las defensas que tenemos de forma natural se vean reducidas. Por este motivo, para proteger la salud en invierno es muy importante fortalecer tu sistema de forma externa con el aumento de consumo de frutas y verduras (como ya hemos apuntado) pero, también, ayudándonos con suplementos naturales como, por ejemplo, el ginseng o la jalea real que refuerzan nuestras defensas y nos protegen del contagio de virus o bacterias.

En este otro artículo encontrarás las propiedades curativas de la jalea real.

Regula la calefacción

En invierno tendemos a abusar del consumo de la calefacción para estar bien en casa y no pasar frío pero ¡cuidado con esto! Si en casa estamos a 24 grados y, cuando salimos a la calle, no llegamos a 10, este contraste térmico puede poner en serio peligro a nuestro organismo y, por tanto, se aumenta el riesgo a contagiarse de enfermedades, Lo recomendable es que regules la temperatura de tu hogar a 20 o 21 grados para estar bien pero no hacer de tu casa un espacio caribeño. Debes ir con jersey, nada de manga corta, para estar totalmente adecuado a la estación del año y, así, no poner en peligro tu salud en invierno.

Valore este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.