Consejos para reducir la ansiedad por comer

1416
reducir la ansiedad por comer

Cuando vivimos periodos de estrés, no dormimos bien o estamos tristes, acudimos a la nevera en busca de un alimento que satisfaga nuestra ansiedad y, así, gracias a la liberación de serotonina que conseguimos con la comida, conseguimos sentirnos bien y más relajados. Pero este es un mal hábito porque estamos usando la comida como un método relajante cuando, en realidad, es nuestro motor energético principal y si nos llenamos de calorías, de azúcares o de grasas terminaremos viendo comprometido nuestro funcionamiento interno.

Por este motivo, en Nutritelia, queremos darte algunos consejos que te ayudarán a reducir la ansiedad por comer y, así, poder volver a ser dueñ@ de tu cuerpo y de tu salud. Si, en épocas de bajón o de estrés, sueles engordar o comer más de lo habitual, ¡este artículo es pra ti!

¿Por qué tenemos ansiedad por comer?

La ansiedad por la comida aparece por diferentes motivos que tienen que ver con aspectos emocionales o psíquicos, más que físicos. Si tenemos hambre, comemos pero no devoramos y, en cambio, si nos acercamos a la nevera por culpa de la ansiedad, comeremos de un modo menos controlado y con una desesperación que, después, puede producirnos serios dolores estomacales o indigestiones.

Por este motivo es esencial que, cuando te entre un “antojo” valores si realmente vas a comerlo por hambre o vas a hacerlo por puro aburrimiento, por ansiedad o por tristeza. Reflexiona si esas ganas de comer vienen promovidas por el hambre o por otros motivos relacionados con la mente porque, si es así, por mucho que comas no vas a ser capaz de calmar esa ansiedad que te ha hecho revolucionarte por dentro.

Así pues, lo primero que te recomendamos es que apuestes por una vida libre de estrés, hagas ejercicio físico (es uno de los mejores métodos que hay para liberar tensiones) y cultives tus propios hobbies; de este modo, nunca te sentirás ni aburrido, ni estresado, ni ansioso por comer.

Te interesa: Vencer la ansiedad 

reducir-ansiedad-comida2

Reducir la ansiedad por comer en 5 pasos

Ahora vamos a entrar plenamente en los trucos que te ayudarán a eliminar este ansia y que, así, puedas volver a ser dueño de tus impulsos. ¡Atento/a!

Suprime el azúcar

Es esencial que si quieres reducir la ansiedad por comer dejes de tomar azúcar o, si no te ves capaz, al menos que lo reduzcas lo máximo posible. El motivo está en que es un complemento que crea adicción y, por tanto, cuanto más tomes, más ganas tendrás de seguir consumiendo durante ese mismo día. Por tanto, si una mañana te comes un croissant con chocolate, ten por seguro que aquella tarde será más que probable que te entren ganas de comer otro pedacito de chocolate para satisfacer tu ansiedad. Si reduces el azúcar, reducirás estos “antojitos” que aparecen durante el día.

Come tranquilo y quieto

No hay nada peor que comer estando caminando, de pie o trabajando porque no prestas atención a lo que estás haciendo y, al final, terminas sin sentirte satisfecho porque no has estado pendiente de los sabores ni del acto de comer. Evita las distracciones durante la comida y, así, conseguirás comer justamente lo que quieres y necesita tu cuerpo, ni más ni menos.

Cuidado con lo que compras

Si quieres reducir la ansiedad por comer te recomendamos que tu casa no tenga una despensa de “glotones” para evitar caer en la tentación de comerte un bombón cada día o unas patatas chips. Estos productos deberás comprarlos de forma ocasional y nunca introducirlos en tu lista de la compra pues, con ellos en casa, lo único que conseguirás es que la ansiedad por comerlos vaya en aumento y no puedas reprimir tus ganas. Lo mejor es que, para saciar las ganas de dulce o de alimentos grasos, tengas en casa opciones más saludables como, por ejemplo, frutos secos, cacao negro, etcétera.

Te interesa: Beneficios de los frutos secos 

reducir-ansiedad-comida3

Incluye carbohidratos complejos a tu dieta

Este grupo de alimentos que siempre está tan perseguido en todas las dietas para adelgazar resulta vital para las personas que quieren reducir la ansiedad por comer. La causa está en que opciones como la pasta, el arroz, las patatas, el pan, etc., contribuyen a que nuestro cuerpo segregue serotonina, una hormona que nos hace sentirnos bien y tranquilos. Aunque, eso sí, para cuidar mejor de tu cuerpo y salud es recomendable que apuestes por las opciones integrales porque, así, te aseguras un interesante aporte en fibra que saciará tu apetito durante más tiempo.

Come 5 veces en un día

Si quieres luchar contra la ansiedad por comer nada mejor que evitar pasar hambre y eso solo se consigue de un modo: ¡comiendo! Con esto no estamos animándote a que estés todo el día comiendo guarrerías sino que, justamente, lo contrario: come más veces pero en menor cantidad y apostando por alimentos nutritivos y saludables que nos sacien y nos hagan sentir bien. Lo mejor es que cenes poco y que lo hagas al menos 3 horas antes de dormir, así, conseguirás que tu cuerpo metabolice esos alimentos y dormirás relajado toda la noche.

Compartir
Artículo anteriorEl Ketchup, antioxidante gracias a su licopeno
Artículo siguienteCómo hacer yoga en casa – Para principiantes
Elia Tabuenca
Licenciada en filología y profesional en el sector del periodismo online. Llevo más de 6 años trabajando en el mundo de la creación del contenido digital especializándome en temáticas de bienestar, alimentación y vida saludable.