Curar el dolor de garganta con miel

2117
curar dolor de garganta con miel

¿Padeces dolor de garganta? Debes saber que en épocas de frío o cambios bruscos de temperatura es habitual que la garganta se irrite y que sintamos dolores o molestias a la hora de respirar y tragar.

Existen muchas maneras de vencer esta irritación, de hecho, existen multitud de productos de farmacia pensados para conseguir mejorar la garganta, sin embargo, hay un remedio natural que sigue siendo uno de los más eficaces para mejorar tu salud: la miel.

Curar el dolor de garganta con miel

Hacer gárgaras de miel y limón resulta una de las mejores técnicas que existen para poder reducir los dolores de garganta y conseguir calmar la irritación. En este artículo de Nutritelia vamos a descubrirte cómo curar el dolor de garganta con miel para que sepas usar este remedio natural y aprovechar sus múltiples beneficios.

Propiedades de la miel para calmar el dolor de garganta

La miel es un alimento que nos aporta una gran cantidad de nutrientes y una gran fuente de propiedades que consiguen mejorar nuestra salud. Actúa como un hidratante natural que consigue humectar nuestro organismo de forma muy intensa y, por tanto, lidiar contra cualquier afección como, por ejemplo, heridas o cicatrices.

En el caso de la irritación de garganta, la miel resulta un remedio idóneo para conseguir calmar el dolor, ya que hidrata, nutre, repara y protege la zona dándole más humedad y, por tanto, aliviando la carraspera o el ardor.

Así pues, es posible curar el dolor de garganta con miel porque contiene propiedades cicatrizantes que consiguen mejorar la irritación y, además, reducir el riesgo a padecer otras afecciones relacionadas con la salud respiratoria como sería laringitis, faringitis, anginas, etcétera.

Te interesa: Prevenir la gripe naturalmente

Aprovechar los beneficios de la miel para curar la garganta

Ahora que ya conoces las propiedades de la miel vamos a explicarte cómo puedes aprovecharlas para calmar la irritación de garganta y mejorar tu salud.

Miel y limón para curar la garganta

Ya hemos indicado que la miel es un hidratante natural que consigue humectar nuestra garganta y, así, mejorar la mucosa. Y si a esto le añadimos las propiedades del limón, conseguimos un potente remedio natural que nos aporta vitamina C (reforzando, así, nuestras defensas), que consigue calmar la irritación y que nos previene de otras afecciones.

La mejor manera de preparar ambos ingredientes es haciendo una infusión pues, así, los tomas a una temperatura caliente, algo ideal para relajar la zona y conseguir más alivio. Para ello necesitarás:

  • 1 limón
  • 1 cucharada grande de miel
  • Agua

Para curar el dolor de garganta con miel y limón tendrás que cortar el limón por la mitad y extraer su jugo, procura eliminar las semillas para que no te atragantes. Reserva el zumo y, ahora, pon el agua a hervir, cuando esté lista, añade el limón y la miel y remueve ambos ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea.

Deberás dejar que se cocinen durante 5 minutos y, después, apagar el fuego. Deja que se enfríe un poco y toma esta bebida cuando aún esté caliente pues, ten en cuenta, que las bebidas calientes también son perfectas para reducir las molestias y calmar la irritación. Toma 2 o 3 tazas al día y verás como empiezas a sentir mejoría.

Te interesa: Proteger a los niños en invierno

curar dolor de garganta con miel2

Jarabe de limón y miel para la tos

En el caso de que, además de dolor de garganta, padezcas tos debes saber que puedes elaborar un jarabe casero perfecto para mejorar tu salud. Para hacer este producto necesitarás lo siguiente:

  • 1 Limón
  • 4 Cucharadas de miel
  • Agua

Tendremos que comenzar exprimiendo también el limón y meter el jugo dentro de un recipiente de cristal; después añade la miel y, por último, el agua suficiente para que te quede una textura cremosa, parecida al jarabe. Guárdalo en la nevera y toma 2 cucharadas antes de irte a la cama, ¡notarás los beneficios!

Otros remedios para calmar el dolor de garganta

Ya sabes cómo curar el dolor de garganta con miel pero, a continuación, vamos a descubrirte otros remedios naturales que podrán ayudarte a reducir las molestias y conseguir estar en mejores condiciones.

Bicarbonato de sodio para la garganta

Es uno de los mejores productos para reducir la irritación y mejorar tu salud cuando estás resfriado. Para ello, tendrás que mezclar una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua tibia y hacer gárgaras 2 o 3 veces al día.

curar dolor de garganta con miel3

Beber mucha agua

La hidratación es muy importante si quieres reducir el dolor de garganta, por eso, deberás beber de 1,5 a 2 litros de agua diarios para hidratar la zona y reducir las molestias que sientas a causa de esta condición. Sobre todo, deberás evitar agua demasiado fría y demasiado caliente, lo mejor es que esté a una temperatura ambiente o ligeramente caliente para notar los efectos calmantes del calor.

Protege tu garganta del frío

Es importante que, cada vez que salgas de casa, protejas la zona de la garganta con una bufanda que evite que la zona se resienta con los cambios de temperatura. También deberás tener tu cuerpo bien abrigado para impedir que el frío penetre en tu cuerpo y pueda aumentar el riesgo a que caigas enfermo.