Cómo dejar de comer tanto dulce

2167
dejar de comer tanto dulce

Una de las cosas que más cuestan dejar en el mundo son los dulces. Los dulces de todo tipo: chocolates, galletas, pasteles, etcétera. Sobre todo cuando queremos cuidarnos, cuando queremos apostar por una vida saludable y alejada de las grasas trans es cuando más evidente se hace la relación que tenemos con los dulces.

Dejar de comer tanto dulce

Pero tranquil@, ¡es posible dejar de comer dulces! O, al menos, reducir su ingesta al máximo para que solo formen parte de nuestra dieta de vez en cuando y a modo de capricho. Para ello, tan solo debemos conocer las causas por las que ocurre esta sensación de ansiedad que nos hace tirarnos al chocolate en momentos determinados del día.

En este artículo de Nutritelia vamos a descubrirte cómo dejar de comer tanto dulce descubriéndote los factores que te impulsan a ello y dándote algunos trucos que te permitirán controlar las ganas de chocolate.

¿Por qué no puedo dejar de comer dulce?

Para poder dejar de comer dulce es importante que, como ya te hemos dicho, aprendamos a detectar las causas que nos impulsan a comer estos alimentos. Una de las causas más frecuentes es que nuestro cuerpo necesite azúcar, es decir, en momentos del día es posible que experimentemos bajadas de azúcar en la sangre, sin la necesidad de que seamos diabéticos; es lo que se conoce como “hipoglucemias” y esto puede hacer que necesitemos azúcar y por eso acudamos a comer productos que sabemos que la tienen en altas cantidades.

Como vemos, esto es un hecho natural que puede ocurrir en nuestro organismo pero hay una manera de controlarlo: cuando sintamos esta necesidad debemos recordar que el azúcar también se encuentra en otros alimentos más saludables como, por ejemplo, las frutas. Así pues, en lugar de decantarte por ese helado de chocolate o esa tarta, opta por saciarte con un pedazo de sandía, de piña o un plátano. Tu cuerpo te lo agradecerá.

dejar de comer dulces

Otro de los motivos más actuales que hacen que muchas personas no puedan dejar de comer dulces es que sigan una dieta estricta con muy pocos niveles de hidratos. Existe la errónea concepción de pensar que los hidratos engordan y, por eso, muchas personas apuestan por dietas que excluyan estos ingredientes haciendo que, de forma directa, el aporto de glucosa natural que obteníamos con los mismos se desvanezca y, por tanto, sintamos una mayor necesidad de comer dulces. Ya verás que si haces dietas como la Dukan, por ejemplo, tendrás más apetencia que nunca por un trozo de bizcocho.

En este caso, ¿cómo controlar las ganas de dulce? Fácil: dándole a tu cuerpo lo que realmente necesita y esto es una alimentación equilibrada en la que se incluyan todos los grupos de alimentos, tanto proteínas, como grasas saludables, como frutas y verduras y, también, carbohidratos. Esto es básico para que nuestro organismo esté saludable y no te pida inyecciones extra de glucosa.

Trucos para dejar de comer dulce

Si quieres reducir tu consumo de chocolates, bollería y demás productos azucarados tienes que empezar a cuidar tu cuerpo de forma consciente. Lo primero que te recomendamos es que comiences tu día con un desayuno variado y en el que se incluyan carbohidratos integrales: pueden ser cereales, tostadas, un sándwich… ¡lo que más te apetezca!

Al mediodía también es recomendable que tomes una pequeña porción de carbohidratos para acompañar tus platos; con esto no estamos diciendo que todos los días debas comer pasta o arroz, ¡ni hablar! Recuerda que alimentos como la patata o las legumbres también son ricas en hidratos.

dieta-piedras-vesicula1

Además de esto, otro truco para dejar de comer tanto dulce es evitar al máximo comidas demasiado saladas o con exceso de proteína animal; es decir, si optamos por un almuerzo lleno de fritos, grasas o con mucha carne, al final, nuestro cuerpo nos pedirá contrarrestarlo con un postre dulce. Para evitar entrar en esta rueda insalubre, lo mejor es que en la dieta incluyamos otros ingredientes como verduras, algas y cereales integrales.

También es posible que nos apetezca comer dulces, simplemente, porque tengamos hambre. Muchas veces, con las dietas o las ganas de perder peso, reducimos mucho las calorías ingeridas y, esto, a la larga puede hacer que tengamos hambre y que no sepamos saciarla, por este motivo, vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a saciar mejor tu apetito y, así, evitar picotear en la nevera:

  • Mastica correctamente tus alimentos: el estómago tarda 20 minutos en enviarle la señal al cerebro de que ya estamos satisfechos, por tanto, puede que comamos más cantidad de la que realmente necesitamos solo por el hecho de comer rápido.
  • Haz 5 comidas al día saludables: a media mañana y media tarde tienes que tomar algo para que tu cuerpo esté nutrido y no sufra hambre entre las principales comidas. Una pieza de fruta, un yogur o un puñado de frutos secos son las opciones más saludables para estos momentos.
  • Súmate a la fibra: llenar tu dieta con alimentos ricos en fibra te ayudarán a saciar tu apetito y, además, te aportarán dosis de energía a lo largo del día. La fibra es tu mejor aliada para poder hacer dieta sin pasar hambre y sin poner en peligro tu salud.
0/5 (0 Reviews)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.