Dieta disociada: menú semanal

0
654

Una de las dietas más populares que han habido en los últimos tiempos es, sin lugar a dudas, la dieta disociada, un tipo de método que se basa en no mezclar un cierto tipo de alimentos para, así, evitar acumular grasa y mejorar los procesos digestivos acelerando el metabolismo.

Dicho de otro modo, el secreto del éxito de la dieta disociada recae en que se trata de una forma de adelgazar sin dejar de comer aquello que nos gusta pero, eso sí, sin mezclar algunos alimentos que, combinados, no son fáciles de digerir por nuestro organismo y que, por tanto, pueden ocasionar retención de líquidos y la no correcta metabolización de las grasas.

En el artículo de hoy de Nutritelia vamos a descubrirte un menú semanal de la dieta disociada para que puedas entender cómo se tiene que llevar a cabo dicha alimentación y, así, beneficiarte de su prometida pérdida de peso.

Qué es la dieta disociada

Antes de hablarte del menú semanal de la dieta disociada creemos que es importante determinar en qué se basa esta dieta y cómo debe realizarse para poder perder el peso prometido. Lo primero de todo que debes saber es que no se trata de una dieta exprés que te prometa perder 3 kilos en 2 días, ¡en absoluto! Se trata de un método que implica un cambio de hábitos alimentarios para, según dicen, darle a nuestro cuerpo lo que necesita sin sobrecargarlo ni complicarle los procesos digestivos.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

- Recibirás un correo para confirmar tu suscripción.

- Comprueba tu carpeta de correo no deseado (spam), si no lo recibes, para descargarla

Así pues, con esta dieta podrás perder peso de forma progresiva y saludable porque en ningún momento tienes que restringir el consumo de nutrientes ni descender demasiado las calorías consumidas cada día. Lo único que tendrás que hacer es crearte un  menú semanal de la dieta disociada para poder tener claro qué alimentos puedes y no puedes combinar.

Para facilitar la comprensión de esta dieta, a continuación vamos a adjuntar la tabla de combinación de alimentos del blog Rescatatusalud:

 

Como ves, dependiendo del tipo de alimento que consumamos, la combinación con otros grupos puede ser “Buena”, “Regular” o “Mala”, estas tres premisas te determinarán cómo puedes crear la dieta disociada y, así, adelgazar de forma saludable y sin pasar hambre ni dejar de comer lo que te gusta.

Algunas reglas básicas de la dieta disociada

Para conocer mejor cómo puedes hacer la dieta disociada, a continuación vamos a descubrirte algunas de las reglas que hay que seguir para conseguir una buena combinación de los alimentos y mejorar, así, los procesos internos.

  • No se pueden mezclar los alimentos con una mala combinación y los regulares muy de vez en cuando
  • Durante la noche, solo se permite tomar proteínas ya que en ese momento del día no gastamos apenas energía
  • Los carbohidratos no deben tomarse a la hora de la cena y deberán ingerirse, sobre todo, en el desayuno y en la comida en porciones siempre controladas al ser un tipo de alimentos muy energéticos
  • Las grasas saludables deben formar parte de la dieta pero nunca deberán combinarse con otros grupos de alimentos como proteínas o frutas (por tanto, olvídate de cocinar carne o pescado con aceite de oliva y pásate al limón)
  • Las comidas se dividen en 5 tomas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Deben pasar de 2 a 4 horas entre toma y toma y, por la noche, se recomienda tomar la cena al menos 2 horas antes de irte a dormir.
  • La fruta debe comerse siempre sola y a la hora del desayuno, media mañana o merienda

Menú semanal de la dieta disociada

Ahora que ya conoces las premisas básicas de esta dieta, vamos a hablar del menú semanal de la dieta disociada para que puedas hacerte a la idea de cómo puedes distribuir los alimentos durante los siete días de la semana. Este menú puede servirte de inspiración y, después, tú mismo/a puedes introducir o modificar los alimentos según tus preferencias.

Ejemplo menú dieta disociada: Opción 1

  • Desayuno: Macedonia de frutas ácidas
  • Media mañana: Té + Tostadas integrales con aceite de oliva
  • Comida: Caldo vegetal + Verduras al horno + 1 mandarina
  • Merienda: Yogur desnatado
  • Cena: Crema de verduras + Pimiento relleno de espinacas y ajo + 1 infusión

Menú dieta disociada: Opción 2

  • Desayuno: Café + Tostada de pan integral con aceite
  • Media mañana: Piña natural
  • Comida: Ensalada verde + Muslo de pollo al horno + Tomate al horno + 1 yogur
  • Merienda: Infusión + 2 lonchas de pavo y 2 de queso 0%
  • Cena: Sopa de pollo + Merluza al limón con ensalada verde

Menú dieta disociada: Opción 3

  • Desayuno: Café o té + Queso fresco light
  • Media mañana: Fruta cítrica
  • Comida: Espinacas con garbanzos salteadas + Fruta
  • Merienda: Yogur desnatado con fruta natural
  • Cena: Ensalada verde + Tortilla a la francesa

Menú dieta disociada: Opción 4

  • Desayuno: Galletas integrales + Café o té
  • Media mañana: 1 yogur desnatado con fresas naturales
  • Comida: Tallarines con aceite y pimienta + Pieza de fruta
  • Merienda: Infusión + 1 galleta integral
  • Cena: Lenguado al horno con verduras + 1 yogur

El resto de días de la semana puedes ir combinando los alimentos aquí mencionados para poder ir adaptando tu dieta disociada a tus gustos y preferencias. En Nutritelia te recomendamos que si, finalmente, te decides por hacer esta dieta, consultes con un médico de confianza pues cualquier cambio nutricional puede afectar la salud.

 

 

Compartir
Artículo anteriorDejar de fumar, ¿Porqué engorda?
Artículo siguienteEl selenio, poderoso contra el envejecimiento y el cáncer
Elia Tabuenca
Licenciada en filología y profesional en el sector del periodismo online. Llevo más de 6 años trabajando en el mundo de la creación del contenido digital especializándome en temáticas de bienestar, alimentación y vida saludable.