Dieta para gastritis crónica

0
1147

Si padeces gastritis crónica seguro que ya sabrás que lo primero que el médico te habrá prescrito es un cambio de alimentación para evitar, al máximo, que tu sistema gastrointestinal sufra con las digestiones o la metabolización de los alimentos.

Reducir la ingesta de alimentos grasos o difíciles de procesar es lo primero que tienes que hacer para poder reducir las molestias de la gastritis crónica pero, además, también se recomienda que incluyas en tu dieta una serie de alimentos para alimentarte correctamente sin perjudicar tu estado de salud.

En este artículo de Nutritelia vamos a descubrirte una dieta para la gastritis crónica que está especialmente pensada para que reaprendas a alimentarte y disfrutes de la comida sin que tu estómago ni tu aparato digestivo se resienta.

Alimentos prohibidos si padeces de gastritis crónica

Antes de empezar a hablar de todo aquello que debes comer en tu dieta para la gastritis crónica es esencial que sepamos todo lo que tenemos que eliminar si queremos disfrutar de una vida saludable, sin dolores ni molestias.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

- Recibirás un correo para confirmar tu suscripción.

- Comprueba tu carpeta de correo no deseado (spam), si no lo recibes, para descargarla

Por norma general, todo el mundo tendría que procurar comer alimentos fáciles de digerir pues, de este modo, no sometes a tu aparato digestivo de ningún sobresfuerzo extra. Sin embargo, en el caso de los pacientes con gastritis crónica es importante que dejen de comer los siguientes productos:

  • Alimentos estimulantes: por tanto nada de café, té, refrescos con cafeína, etcétera.
  • Alimentos picantes
  • Alcohol: no se recomienda en absoluto al ser una bebida que aumenta la acidez estomacal
  • Alimentos ácidos: los cítricos están prohibidos dentro de una dieta para la gastritis crónica pero, también, los condimentos picantes

 

En términos generales, para poder tratar la gastritis es esencial que no se consuman ningún tipo de alimento que sea ácido o que produzcan irritación en las paredes del estómago pues, recuerda, que esta es la lesión que produce la gastritis, por tanto, el objetivo es proteger al máximo esta zona del cuerpo.

La gastritis crónica se conoce con este nombre porque es una enfermedad que se mantiene en el cuerpo de forma más duradera que lo habitual: es por este motivo por el que puede llegar a alargarse desde 1 mes hasta todo 1 año.

En este otro artículo te contamos cómo tratar la gastritis de forma natural.

trucos para acelerar el metabolismo

La mejor dieta para la gastritis crónica: la blanda

Si quieres cuidar de tu aparato digestivo tienes que empezar a reducir los alimentos arriba mencionados pero, además, seguir las pautas de una dieta blanda para poder cuidar tu estómago y evitar que se resienta todavía más.

Existen dos alternativas que puede seguir para tu dieta para la gastritis crónica:

  • Alimentos fáciles de masticar: esta dieta consiste en que cocines muy bien los alimentos para que se deshagan con facilidad y, así, nuestro cuerpo no tenga que hacer un esfuerzo extra para triturar y metabolizarlos.
  • Alimentos blandos: otra opción es que, independientemente de cómo cocines los alimentos, optes por una dieta en la que básicamente abunden los ingredientes menos pesados para el estómago. Esta última opción es más restrictiva, por tanto, suele ser escogida por los pacientes que tienen una gastritis más leve.

En este otro artículo de Nutritelia te hablamos de la dieta blanda para la gastritis.

dieta gastritis

 

Alimentos ideales para incluir en tu dieta para la gastritis crónica

Ahora que ya conoces los alimentos que no puedes tomar y los diferentes métodos que tienes de seguir una dieta blanda, vamos a continuar descubriéndote los alimentos que tendrán que formar la base de tu dieta para que no te dañe ni te provoque ningún tipo de malestar.

Aquí tienes el listado de alimentos para la gastritis crónica:

  • Frutas no cítricas: manzana, plátano pera, etcétera. Sobre todo, se recomiendan que se tomen al horno o hervidas para que sea más fácil de digerir por el organismo.
  • Carnes magras: el pollo, el pavo o el conejo son alimentos ideales para tratar la gastritis crónica pero, eso sí, tendrás que cocinarlos de forma ligera, sin abundante aceite ni condimentos.
  • Pan: el pan también está permitido en una dieta para la gastritis puesto que es fácil de digerir y, además, nos aporta una gran cantidad de energía.
  • Arroz blanco: es otro de los alimentos que no pueden faltar en tu dieta porque es muy saludable para el estómago, fácil de digerir y se puede cocinar de múltiples maneras.
  • Pescados de cualquier tipo: el pescado es otro tipo de proteína idónea para tratar la gastritis crónica pero si lo cocinamos al horno o a la plancha. Nunca frito ni rebozado.
  • Verduras bajas en fibra: las verduras no pueden faltar tampoco en tu dieta pero, eso sí, para evitar dolores en el estómago deberás tomar aquellas que no sean demasiado ricas en fibra como, por ejemplo, la zanahoria o la patata. Las variedades más flatulentas deben evitarse por completo (coles, coliflor, alcachofas, etcétera).
  • Yogures: también pueden incluirse en una dieta para la gastritis crónica porque su textura es ideal para proteger las paredes del intestino. Además, es un ingrediente que no es ácido, por lo que nos sentará muy bien.

Para poder hacer tu dieta tienes que tener en cuenta que lo importante es no sobrecargar tu aparato digestivo, por este motivo, deberás evitar tomar grandes cantidades de alimento en una sola toma. Lo mejor es que repartas tu comida en 5 tomas al día que sean porciones más pequeñas para facilitar la asimilación y el trabajo del metabolismo.

Te puede interesar: La gastritis

Compartir
Artículo anteriorCalcio, importante a partir de los 50 años
Artículo siguienteEl pan engorda, ¿Es verdad?
Elia Tabuenca
Licenciada en filología y profesional en el sector del periodismo online. Llevo más de 6 años trabajando en el mundo de la creación del contenido digital especializándome en temáticas de bienestar, alimentación y vida saludable.