El arándano, fruta salud

1825
El arándano, fruta salud

El arándano, el arbusto procede de Oriente Próximo y sur de Europa, crece espontáneamente y los últimos años cultivado sobre todo en Norteamérica. La baya es muy perfumada y frágil. Aporta muy pocos azúcares (3 g. de glucosa y fructosa), apenas proteínas y grasas, muchas fibras (7 g.), sobre todo solubles, rico en potasio (300 mg.) y minerales como hierro, calcio, fósforo y magnesio.

Contiene betacarotenos (30 mcg.), bastante vitamina C (20 mg.) y grupo B con ácido fólico, y también muchos taninos y antocianidinas responsables de su bella coloración, flavonoides, ácido clorogénico y málico y cítrico. Aportan solo 20 calorías.

Prevenir y curar con arándanos: La presencia en cantidades aceptables de dos vitaminas antioxidantes (A y C), ( el Departamento de Agricultura norteamericano ha determinado que es fruto con mayor capacidad antioxidante, eficaz contra el riesgo cardiaco y el cáncer), minerales y buenas fibras le permiten figurar en el lugar de las frutas-salud, laxante, diurético, estimula la vesícula biliar favoreciendo la digestión, protege los capilares y vasos sanguíneos, disminuye el colesterol, fortalece el sistema inmunitario, actúa como antiinflamatorio y antiséptico.

Posee una sustancia llamada glucoquinina, conocida también como insulina vegetal, con capacidad para disminuir el nivel de glucosa en sangre. Al contener antocianidina, ácidos fenólicos y sustancias antioxidantes mejoran la circulación y el estado de los vasos sanguíneos sobre todo en los ojos. Durante la Segunda Guerra Mundial los aviadores británicos observaron que tenían excelente visión nocturna que se atribuyó a que consumían mermelada de arándanos, y se sugirió que serían las antocianinas las que mejoraban la agudeza visual.

El arándano mejora el colesterol HDL bueno

Y su consumo durante una temporada puede disminuir los ataques cerebrovasculares (ictus). Pueden mantenerse en el frigorífico unas 3 semanas y es mejor tomarlos a temperatura ambiente. Su empleo en conservas se debe a su riqueza en pectina que favorece la formación de geles. Como otras bayas el arándano puede ocasionar reacciones alérgicas en personas sensibles.

 

Valore este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.