El pescado, fundamental para nuestra salud (2ª parte)

0
251

Cosas de interés sobre el pescado

–       Interesa que los niños coman pescado porque nutricionalmente es un excelente alimento, aunque otra cosa es que lo acepten.

–       Empanadas, pizzas, croquetas, purés, pueden ser recursos prácticos en muchas casas.

–       El pescado fresco y el congelado, en lo esencial, mantienen un valor nutricional similar. Otra cosa puede surgir de sus características organolépticas, sobre todo en lo que se refiere a la textura y aquí pueden “protestar” más los padres que los niños.

–       ¿Hay diferencias entre los peces de río o mar? En principio no, depende lógicamente de las costumbres familiares. Puede haber alguna diferencia nutricional de acuerdo con la alimentación de los peces de río (truchas, carpas, lucio…).

–       La gran cantidad de agua que contiene el pescado, entre 65 y 80%, y su bajo contenido energético, hacen que su valor calórico sea más bien moderado, entre 75 y 150 calorías por cada 100g.

–       ¿Tiene colesterol el pescado? Sí, entre 50 y 100 mg/100g. pero sus particulares grasas poliinsaturadas y riqueza en omega-3 compensan aquellos datos.

–       El pescado es una buena fuente de proteínas de gran valor biológico muy adecuado para los niños, buscando su desarrollo armónico. Además, contienen buenísimas grasas, mucho calcio si son pescados pequeños y se comen con la raspa mejor, además de vitaminas A y grupo B.

–       Los mariscos, que con frecuencia gustan a los niños, viene casi siempre del mar, aunque algunos, como los cangrejos de río son de agua dulce y otros de salinidad intermedia como los mejillones. Son ricos en proteínas de calidad, pobres en grasas, y a diferencia del pescado contienen unos pocos hidratos de carbono.

–       El surimi, con el que se fabrican sucedáneos de cangrejos, langosta, angulas o vieiras, gusta a los niños porque es fácil de comer, no difiere sustancialmente de la composición del pescado, tiene más hidratos de carbono sobre todo almidón y algunos colorantes.

–       El pescado puede plantear algunos problemas de seguridad alimentaría por la presencia de parásitos anisakis, salmonellas, algas que producen mareas rojas, etc. Es conveniente seguir las normas sanitarias.

–       ¿Cuántas veces conviene que coman pescado mis hijos? Dos-tres veces por semana está bien, una azul o graso que puede ser salmón gustoso y de buen precio, y dos merluza o pescadilla que son los más consumidos. Quedan otros azules más difíciles de comer como el bonito, el atún, las sardinas, las antxoas o el chicharro bien desespinados, y blancos como el bacalao,  los gallos, el lenguado o el rape.

El pescado es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico. Haga un esfuerzo para que lo coman los niños y los mayores.

El pescado, fundamental para nuestra salud (1ª parte)