Errores que todos cometemos al comer

2064
Errores que todos cometemos al comer

¿Estás intentando bajar de peso pero no logras conseguirlo? o ¿sientes que la comida no te sienta nunca bien? Es posible que, dependiendo de cómo gestiones tu dieta y alimentación diaria, tu cuerpo no aproveche al máximo los nutrientes que tomes y, al final, no puedas disfrutar de una vida 100% saludable y vital.

Errores que todos cometemos al comer

Existen algunos errores que todos cometemos al comer y que suelen ser los motivos por los que no terminamos de ver los resultados ansiados de la dieta o, también, las causas de que siempre nos sintamos hinchados/as o con molestias estomacales.

En el artículo de hoy de Nutritelia vamos a descubrirte estos errores a la hora de comer que debemos paliar cuanto antes para disfrutar de un cuerpo en perfectas condiciones de salud.

4 errores comunes al comer

A continuación vamos a descubrirte algunos de los errores más comunes a la hora de comer que tienes que solventar lo antes posible para poder tener unas mejores digestiones, asimilar mejor los alimentos y conseguir que las molestias o el malestar a la hora de digerir los alimentos se reduzcan lo máximo posible.

Te interesa: 10 mitos sobre la alimentación que debes saber

Comer con prisas

Uno de los errores que todos cometemos al comer y que son la mar de insalubres es que tengamos prisa para comer y, por eso, al final comamos rápido y mal. Ten en cuenta que nuestro estómago tarda 20 minutos en enviarle al cerebro el mensaje de que ya está saciado y, por tanto, es probable que, si comes rápido, comas más de lo que realmente te está pidiendo tu cuerpo pero no le das tiempo a reaccionar.

Además de esto, tener prisa para comer también hace que terminemos comiendo cualquier cosa o comida preparada, un tipo de alimento nada aconsejable porque suelen estar repletas de grasas, azúcares y sodio y, sin embargo, su aporte nutritivo suele ser muy bajo. En este sentido, las pizzas congeladas, los paninis, los arroces o pastas que se hacen en un minuto, etcétera, son alimentos que debemos evitar al máximo si queremos apostar por unos hábitos de vida saludables.

Cocinar rápido

Tomar muchos productos light

Hay muchas personas que creen que comer bien es tomar productos light. De hecho, existe una falsa creencia de pensar que si llenamos nuestra despensa de productos bajos en calorías, estamos cuidando de nuestra salud. ¡Craso error! Lo cierto es que los alimentos que se venden bajo el concepto de “light” no significa que no engorden, sino que tienen un aporte inferior que el producto original pero, igualmente, suelen ser muy calóricos.

Además de esto, muchas veces los sustitutivos de los azúcares o las grasas son productos químicos que, en lugar de ser beneficiosos para la salud, son todo lo contrario: componentes nocivos que pueden llenarnos de toxinas. Por tanto, si quieres comer sano, nada mejor como apostar por alimentos naturales y bajos en calorías de por sí como son las frutas, las verduras, las proteínas bajas en grasa o los carbohidratos complejos.

Cenar mucho

Dentro de los errores que cometemos al comer también destacamos el hecho de cenar mucho y tarde. Vivimos en una sociedad en la que apenas hay tiempo para comer al mediodía, al estar en el trabajo nos conformamos con un bocadillo o una ensalada preparada de supermercado, algo que hace que, al llegar la noche, estemos hambrientos y con ganas de comer “de cuchara”.

Esto es algo totalmente desaconsejado, no solo porque a la hora de la cena es cuando menos calorías vamos a gastar y, por tanto, más grasa almacenaremos sino porque, además, si nos llenamos de energía durante la noche haremos que nuestro organismo, preparado para el reposo y el descanso nocturno, tenga que trabajar mientras intentamos dormir. ¿El resultado? Noches de insomnio, dolor de barriga y malestar general.

Lo mejor es que, si comes cada día en el trabajo, meriendes al llegar a casa. Compensa lo que has tomado al mediodía, es decir, si has comido solo una ensalada, lo mejor es que a la merienda te prepares un bocadillo integral pequeño con verduras y proteínas ligeras (pavo, queso 0%, etc.) así saciarás tu apetito y evitarás llegar con un hambre voraz a última hora del día.

Te interesará: ¿Es bueno cenar fruta?

recetas faciles para comer sano

Saltarse las comidas

Otro de los errores más comunes a la hora de comer es que solemos saltarnos las comidas, sobre todo aquellos días en los estamos más estresados o tenemos que trabajar hasta tarde. Al tener la mente dispersa, no caemos en la cuenta de que no nos estamos alimentando y, después, al llegar la noche te percatas del hambre que tienes y es cuando invades la nevera.

Para evitar esta situación, lo mejor es que distribuyas tu día en 5 tomas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. A entre horas deberás llenarte de alimentos saludables y saciantes como son las frutas o los lácteos descremados; los frutos secos también son una opción perfecta para tener una inyección de energía.

Valore este artículo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.