Cerezas y fresas, antioxidantes para luchar contra los radicales libres

0
1248

Las cerezas y fresas proceden de la región eurosiberiana, mientras el fresón, considerado una variedad de la fresa, proviene de dos especies americanas que se mezclaron a su llegada a Europa. Las fresas apenas aportan 35 calorías, 7 g. de azúcares de buena calidad (levulosa que toleran bien los diabéticos), menos de un gramos de proteínas y 0,5g. de grasas.

El 90% es agua y 2,5g. de fibras (pectina y lignina bien soportadas por el intestino), un poco de magnesio (15mg.), calcio (40mg.), hierro (0,5mg.) y bastante potasio (150mg.). Contienen betacarotenos (40 mcg.), bastantes vitaminas del grupo B sobre todo ácido fólico o B9 y C (60 mg.), y un poco de vitamina E (0,2 mg).

Curiosamente, los ácidos cítrico, málico y láctico contienen una sustancia parecida al ácido salicílico de la aspirina, por lo que algunas personas con dolores articulares sienten alivio después de comerlas. Son ligeramente laxantes, y estimulan las reacciones de defensa del organismo.

Las cerezas aportan unas pocas calorías más

65 en total, 15g. de azúcares, algo más que un gramo de proteínas y parecida grasa. El 80% es agua y contienen alrededor de 2g. de fibras, mucho potasio buen diurético (250mg.), un poco de calcio (20mg.), hierro (0,5mg.) y magnesio (12mg.). Contienen betacarotenos o provitamina A (400mcg.) vitaminas del grupo B sobre todo ácido fólico (9 mcg.), y otro poco de vitaminas C (15mg.) y E.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

- Recibirás un correo para confirmar tu suscripción.

- Comprueba tu carpeta de correo no deseado (spam), si no lo recibes, para descargarla

Son ricas en pigmentos antociánicos que les dan un bonito color y tienen buenas propiedades para el aparato circulatorio. Laxantes, depurativas, remineralizantes, son antiartriticas y antirreumáticas porque reducen los niveles sanguíneos de ácido úrico (gota), y como las fresas contienen ácido salicílico que al igual que la aspirina su efecto es calmante.

La guinda es también el fruto carnoso del cerezo común, de piel rojiza y negruzca, de carne blanda y rugosa aunque sabor más ácido, mientras las picotas también de la familia, son dulces, redondas y puntiagudas en su base, sin rabito o pedúnculo.

Fresas y cerezas tienen un gran valor antioxidante para luchar contra los radicales libres y las enfermedades, porque contienen las tres vitaminas fundamentales, A, C y E.