La anemia ferropénica, síntomas y alimentos aconsejados

0
1071

La anemia ferropénica se caracteriza por un descenso de los depósitos de hierro  en el organismo lo que provoca una caída del nivel de glóbulos rojos en la sangre. El organismo contiene unos 4 gramos de hierro de los que 2,5 gramos están unidos a una proteína llamada transferrina formando la hemoglobina, que da color rojo a la sangre y transporta el oxígeno  desde los pulmones a todas las células del cuerpo.

El hierro es indispensable para la formación de la hemoglobina y la respiración celular y se almacena en el hígado, el bazo y la médula ósea. Cuando descienden los glóbulos rojos de la sangre, la causa más común de anemia, a través de la piel, las mucosas , las heces y la orina de forma natural de la menstruación, durante la gestación por la demanda del feto o porque la absorción del hierro a través del duodeno no es buena, llega la anemia con cansancio, palidez y debilidad, piel, mucosas y uñas pálidas. Los niños que siguen demasiado tiempo una alimentación exclusiva de leche, los ancianos que comen mal por diversas causas y algunos vegetarianos extrictos por falta de hierro y vitamina B12, presentan también cuadros de anemia.

Alimentos aconsejados para la anemia ferropénica

Alimentos ricos en hierro como tomillo seco en polvo, sangre en morcillas y cocida, berberechos, pimentón rojo (páprika), canela, cacao en polvo, mejillones al vapor, alubias o judías cocidas, hígado de ternera, cereales, paté de hígado, pasas, avellanas, almendras, pepitas de girasol, nueces, sardinas en lata, chocolate, garbanzos, lentejas, soja, atún en lata, carnes rojas, albaricoques secos (orejones), verduras de hoja, etc.

La vitamina C tomada en forma de zumo dentro de la comida ayuda a fijar el hierro de los alimentos. Tomar legumbres combinadas con pan integral el hierro “no hemo” vegetal se combina con la cisteína del pan, y mejora la absorción del hierro. Las frutas desecadas como uvas pasas, ciruelas pasas, higos secos, dátiles, orejones, etc. son un buen aporte de hierro, aunque no debemos olvidar que el que mejor se absorbe es el “hemo” procedente de los alimentos de origen animal. Leche y lácteos no grasos, pescados en general, todas las carnes, las algas marinas frescas o secas y tomar en el desayuno una cucharita de levadura de cerveza rica en vitaminas del grupo B, minerales y aminoácidos de calidad. Comer hígado de ternera o cerdo cada 15 días. Incluir germinados en las ensaladas.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

Alimentos desaconsejados para la anemia

Comer poco y mal y llevar a cabo dietas de adelgazamiento pobres en hierro. No ocuparse de los niños y sobre todo niñas en la adolescencia. Desentenderse de este problema en la menstruación, embarazo y lactancia. Los fitatos (trigo, soja, cereales en general) y las pectinas (forman parte de algunas frutas), los oxalatos (cacao, espinacas, chocolate) y los fosfatos (aditivos en algunos alimentos).

Los taninos del té, café o del vino también lo dificultan, y los panes hechos sin levadura, y algunos minerales como el zinc, cobre, manganeso y cobalto. Como se ve, hay que poner mucho cuidado con el acompañamiento del hierro presente en los alimentos. Los antiácidos modifican la acidez del estómago e impiden la absorción del hierro, como el uso prolongado de las aspirina. No tomar alimentos ricos en calcio (leche, yogur) con otros ricos en hierro.

Otros factores

Caminar todos los días al aire libre 30 minutos.

Suplementos para la anemia

Infusiones de ortiga, berros y diente de león ricas en hierro. Decocción de angélica que tiene un alto contenido en ácido fólico y vitamina B12.