Leche sin lactosa

0
433

El azúcar mayoritario de la leche es la lactosa, que supone un 5% de su composición y para digerirla el organismo humano necesita de la enzima lactasa presente en el intestino delgado, que algunas personas la segregan muy bien como las razas nórdicas (anglosajones y escandinavos) que hace muchos siglos fueron ganaderos, mientras asiáticos, africanos y sudamericanos tienen grandes problemas con ella.

En el Mediterráneo, mitad y mitad, y cuando no se digiere bien los síntomas aparecen a la media hora de tomada la leche con diarreas, vómitos, hinchazón intestinal, dolor, etc. que desaparecen entre 3 y 6 horas más tarde. La causa puede ser hereditaria, por error del metabolismo o disminución progresiva de la enzima a partir de los 2-3 años de edad sin que se conozca la causa, virus, bacterias, antibióticos o quimioterapia, enfermedad celíaca, consumo excesivo de alcohol, etc.

La industria láctea ha puesto en el mercado leche sin lactosa desnatada o semi que contiene las vitaminas, minerales y proteínas propios de este producto y sobre todo el calcio, sin que exista tratamiento para que el organismo fabrique lactasa. El calcio se absorbe si existe suficiente cantidad de vitamina D en el organismo y la mejor fuente y más barata es tomar todos los días del año el sol 10-15 minutos aunque sea entre nubes.

La mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa digieren bien el yogur y otras leches fermentadas debido a sus bacterias acido lácticas digieren la lactosa propia de la leche y la absorción intestinal es mucho más fácil, sin olvidar que el yogur y leches fermentadas son un producto que regula el paso de las heces por el intestino y por ello beneficioso. Leche sin lactosa.

Sin resfriados

Refuerza tus defensas

Refuerza las defensas de tu cuerpo para pasar un invierno....  
SIN RESFRIADOS

Suscríbete ahora y recibe gratis la guía

- Recibirás un correo para confirmar tu suscripción.

- Comprueba tu carpeta de correo no deseado (spam), si no lo recibes, para descargarla