Pan de espelta: receta fácil

1960
receta facil pan espelta

La espelta está de moda. Este cereal ha adoptado, en los últimos tiempos, un gran protagonismo en nuestra cocina y, cada vez, son más las personas que introducen espelta en su dieta habitual. Es por este motivo, que mucha gente quiere aprender a cocinar pan de espelta en casa porque se trata de un tipo de pan fácil de hacer, muy beneficioso para la salud y que, además, ¡está riquísimo!

¿Quieres conocer la receta del pan de espelta para hacerlo en casa? Entonces sigue leyendo este artículo de Nutritelia en el que te descubrimos una receta fácil de pan de espelta para que aprendas a hacerlo paso a paso. ¡Apunta!

Receta del pan de espelta casero: fácil y delicioso

Para poder hacer este pan, lo primero que tendremos que hacer es ir al supermercado y comprar los siguientes ingredientes:

  • 450 gramos de harina integral de espelta
  • 125 gramos de harina de fuerza
  • 400 cc de agua tibia
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de levadura seca de panadería
  • Harina (para embadurnar la mesa)

Una vez hayamos conseguido reunir todos estos ingredientes, tendremos que empezar a hacer la receta fácil de pan de espelta siguiendo estos pasos:

  1. Comenzaremos con la receta mezclando en un bol el agua tibia con la levadura.
  2. En un recipiente aparte, añade la harina de espelta y la harina de fuerza, la sal y, cuando lo tengas todo listo, haz un hueco en el centro, como si fuera un volcán.
  3. A continuación, deberemos echar la mezcla que hemos hecho en el primer paso de levadura y agua en el hueco que hemos dejado en el centro.
  4. Ahora, tendremos que mezclar bien todos los ingredientes hasta que consigamos una pasta homogénea.
  5. Espolvorea la mesa donde vas a trabajar con un poco de harina y coloca ahí la masa. Ahora es el turno de amasar, puedes hacerlo con las manos impregnadas en harina para que la mezcla no se te pegue. Deberás amasarlo todo durante unos 15 minutos.
  6. Pasado este tiempo, deberás embadurnar otro bol con un poquito de aceite y poner la masa en el interior. Tápala con papel de plástico y deja que se fermente en un lugar seco durante 1 hora entera o hasta que veas que la masa es el doble de grande.
  7. Ahora, tendremos que volver a sacar la masa del cuenco, amasarla de nuevo durante unos 8 o 10 minutos y, después, darle la forma que queramos a nuestro pan de espelta: alargado, redondo…
  8. A continuación, tendrás que espolvorear un poco de harina en una bandeja apta para el horno y colocar el pan. Vuelve a espolvorear un poco más de harina encima de la masa y haz unos cortes con un cuchillo para que la masa respire.
  9. Ahora, tendremos que dejar que fermente de nuevo en un lugar seco. Para ello, cubriremos la masa con un trapo y dejaremos pasar 45 minutos o hasta que veamos que, nuevamente, ha aumentado su volumen.
  10. Para terminar con esta receta fácil de pan de espelta casero, deberemos hornearlo en el horno a 200 grados durante 1 hora. Te recomendamos que, para que se forme la corteza, pongas en la base de la bandeja un poco de agua para aumentar la humedad.

¡Y listo! Con estos sencillos pasos habrás conseguido aprender a hacer pan de espelta sin panificadora y en tu propia casa. Un pan delicioso, natural y sin aditivos que estará ¡buenísimo!

pan espelta casero

Beneficios de comer pan de espelta

Ahora que ya has aprendido la receta fácil del pan de espelta, a continuación vamos a descubrirte todos los beneficios que puede aportar a tu salud. Como ya hemos dicho, se trata de un pan elaborado con un tipo de cereal que contiene propiedades perfectas para nuestro organismo como las siguientes.

  • Es un pan mucho más puro: la espelta es un tipo de trigo que no ha sido ni manipulado ni tratado con otras variedades, por tanto, es mucho más puro.
  • Muy nutritivo: el pan de espelta nos aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales, mucho más que el trigo común; sobre todo destaca su aporte en vitamina B y E. Además, la espelta nos aporta los 8 aminoácidos esenciales que son muy bien metabolizados por nuestro cuerpo.
  • Nos hace sentir mejor: y no es broma. El pan de espelta es rico en triptófano, un componente que consigue mejorar nuestro estado anímico haciendo que nos sintamos de mejor humor y con más energía.
  • Ideal para bajar de peso: otro de los beneficios de comer pan de espelta es que, a diferencia de otros tipos de panes, este nos ayuda a bajar de peso porque es muy rico en fibra. Recordemos que la fibra es un componente que consigue mejorar el funcionamiento de nuestros intestinos pero, además, aumenta la sensación de saciedad haciendo que, con menos cantidad, estemos más satisfechos.

Para poder aprovechar todos estos beneficios del pan de espelta que hemos hecho en casa es importante que la harina que usemos sea una harina integral de espelta pues si usamos harina refinada, la mayoría de estos beneficios no existirán.

0/5 (0 Reviews)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.